BANNER LARGO PREGUNTA LVS

Ingresar

La marca de sushi que nació en la cuarentena

Gianmosushi nació en mayo y ya es un proyecto rentable Gianmosushi nació en mayo y ya es un proyecto rentable

El proyecto Gianmosushi nació como una alternativa de sus fundadores al atravesar momentos de necesidad al inicio de la cuarentena


 

Más allá de la crisis que ha azotado a los venezolanos por más de seis años, los ciudadanos han hecho una gran cantidad de estrategias para seguir adelante, bien sea encontrando mejores empleos, más fuentes de ingresos u ofrecer productos al mercado. Sin embargo la pandemia cambió por completo el panorama a corto plazo.

Al no poder salir para nada más que para necesidades básicas los hábitos de consumo se modificaron. Cientos de personas perdieron su empleo o negocio, teniendo que buscar nuevas alternativas para ganar dinero. Yelitza Parra y Marco Vilhena son un ejemplo vivo de cómo las ganas y la pasión por un tema puede transformarse en un negocio rentable con bajos costos de inicio.

Gianmosushi es un emprendimiento nacido en el mes de mayo del 2020, uno de los momentos más críticos de la cuarentena venezolana. Luego de la pérdida del empleo de ambos pensaron vender sushi de calidad en diferentes presentaciones a un precio accesible para atender al mercado caraqueño. Luego de 7 meses están viendo los frutos del arduo trabajo.

El nacimiento de un emprendimiento en pandemia sin grandes capitales

Para Yelitza y Marco el tercer mes del 2020 no fue nada fácil en sus vidas. Ella era la gerente de recursos humanos de una empresa colombiana  en Venezuela, que debido a la crisis se vio obligada en cerrar las operaciones. Su esposo se desempeñaba como chef en un restaurant para ir ganando experiencia en su pasión hasta que el establecimiento lo despidió para ahorrar costos operativos, lo que les obligó a tomar decisiones de urgencia.

A raíz de esto se asociaron con un familiar y empezaron a vender víveres y productos de charcutería en una bodega cercana. El proyecto no surgió del todo como lo tenían planeado y decidieron finalizar la sociedad antes de dañar la relación. Aquí llegó la primera experiencia de la pareja: para emprender lo ideal es hacerlo en aquellos nichos y sectores que nos apasionen.

Así fue cómo surgió la idea de comercializar sushi, ya que se relacionaba perfectamente con los gustos de los dos, así que empezaron a preparar un menú y decidieron promocionarlos entre amigos y conocidos por medio de las redes sociales y mensajería instantánea. Su primera clienta fue su sobrina, que debido a la calidad del producto les recomendó a otros consumidores y así fueron creciendo paulatinamente.

Superando las incomodidades del emprendimiento

El emprendimiento puede dar muchas satisfacciones, pero para llegar a los resultados esperados hay que pasar por una gran cantidad de retos y situaciones incómodas que pondrán a prueba el carácter y determinación de los fundadores. Yelitza y Marco pasaron por algo similar, en la que fueron estafados con un billete de alta denominación que resultó ser falso, dando el cambio que representaba todas las ventas que habían hecho el fin de semana.

A pesar del golpe emocional y financiero que supuso no fue un obstáculo para estos emprendedores, todo lo contrario, se convirtió en un incentivo para mejorar los protocolos de seguridad a la hora de hacer las entregas. Para los clientes regulares el delivery lo efectúan hasta las 9:00 PM en prácticamente cualquier lugar de Caracas, mientras que para los nuevos consumidores el horario límite es hasta las 6:00 PM.

Debido a la alta demanda de pedidos que han tenido en los últimos meses  han contratado a dos motorizados, que los ayudan a hacer las entregas a tiempo, además de guiarlos en aquellos lugares de la capital que son más inseguros. Toda una nueva metodología luego de una experiencia desagradable.

La rentabilidad del negocio

Los primeros meses de Gianmosushi fueron más que interesantes, teniendo un crecimiento aproximado del 70%. Algo que llama la atención es que la mayor parte de su facturación proviene de clientes frecuentes, quienes han probado el producto y su satisfacción ha sido tan alta que repiten su consumo incluso en varias ocasiones al mes.

El crecimiento estimado en cuanto a la cantidad de nuevos consumidores está entre los 03 a 05 al mes, una cifra baja teniendo en cuenta la cantidad de pedidos que tienen al mes, siendo un aproximado de 50 a 60 encargos. Para poder atender la alta demanda que tienen alquilaron un anexo en un sitio cercano, siendo el lugar donde realizan la mayoría de platos en la actualidad.

Este proyecto crea diferentes tipos de sushi para satisfacer a los gustos más exigentes. Entre todos el plato más demandado es el Caribbean Crunch, que es a base de plátano frito y salmón enrollado. Este producto supone el 25% de toda la facturación de la empresa, lo que significa que es más que aceptado por el mercado.

Retos y crecimiento para el 2021

El panorama pinta muy bien para el proyecto, que a pesar de sufrir un pequeño bajón en las ventas durante la flexibilización de diciembre planean tener un mayor posicionamiento en las redes sociales para consolidar la imagen de la marca en sus usuarios.

El éxito del negocio no pasó desapercibido, ya que durante el año tuvieron ofertas de alianzas para promocionar sus platillos en establecimientos en sitios estratégicos de la ciudad. A pesar de lo atractivo de la propuesta decidieron seguir trabajando juntos para solidificar su modelo de negocios mediante el delivery y productos personalizados.

 Una vez que todo el equipo se involucre en la gestión de redes sociales podrán tener un crecimiento mucho más orgánico. A partir de allí habrá que tomar la decisión de seguir con el modelo de delivery o dar el paso de abrir un establecimiento, aunque todo pinta muy bien para estos emprendedores.

Modificado por última vez enMiércoles, 30 Diciembre 2020 12:00
P. El Emprendedor

Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Inicia sesión para enviar comentarios

La Empresa