Ingresar

Venezolano crea harina a base de cambures verdes

Oscar Quintero es un venezolano común que vio en las plantas de cambur verde de Trujillo una perfecta oportunidad de negocio



Bien es sabido que una buena idea de negocio es aquella que viene a resolver un problema puntual. Esto parece haberlo identificado Oscar Quintero con el producto Harinana, el cual presentó en la pasada Challenge Cup 1776 Caracas.

“Harinana es una harina producida en un 100% de cambur verde, producida en Venezuela en el estado Trujillo", comentó. 

El emprendedor indicó que el producto saldrá a la venta al detal en presentación de 500g. Dijo que su creación está compuesta por mucha fibra, también de almidón resistente e ideal para la digestión, pues funciona como un prebiótico.

Añadió a su vez, que los usos de la harina son muy variados, ya que sirve para la elaboración de galletas, panquecas, tortas, atoles, etc. Quintero adelantó que ya cuentan con un recetario.

“En la zona de Trujillo hay mucho café y el cambur se siembra para darle sombra al café, entonces hay cambur en la zona que muchas veces no tiene uso”, indicó al hablar de cómo detectaron la oportunidad de negocio.

El representante de Alimentos Arawak comentó también que su producto entraría también en el mercado de las personas celíacas, pues está totalmente libre de gluten. “Para las personas celíacas sería tremendamente beneficioso pero lo que queremos es que todos la puedan probar”.

Alimentos Arawak es una empresa venezolana que ya cuenta con dos años en producción. “El último año ha sido de producción, investigación de las aplicaciones del producto y los canales de venta. Se ha vendido de una manera informal, pero ya contamos con todos los permisos y en el próximo mes ya debe salir al mercado con su etiqueta y su recetario”, dijo.

Hasta el momento, Harinana sólo se encuentra en tiendas artesanales y algunas fábricas que la están utilizando como base para otros productos. Se trata de un tipo de iniciativas que han comenzado a surgir en el país para aliviar problemas como escasez, o intolerancia a ciertos ingredientes.

Quintero manifestó que, pese a que es un reto bastante ambicioso sustituir en el mercado a la harina de maíz que consume la mayoría de los venezolanos, Harinana sería una alternativa saludable y diferente para aquellas personas que cuidan su salud, lo cual “no significa que no pueda ser probada y disfrutada por todo el mundo”.

Actualmente cuentan con una planta ubicada en Trujillo, la cual maneja un promedio de producción de 500 kilos por mes lo cual están buscando duplicar.

Finalmente, Quintero adelantó que entre sus planes futuros está “poder hacer más impacto en la zona y poder aumentar la producción para hacer llegar el producto a más gente”. 

La Empresa