BANNER LARGO PREGUNTA LVS

Ingresar

La emprendedora venezolana que creó un champú sólido 100% natural

  • Escrito por El Emprendedor
  • Publicado en Emprendedores
Destacado Camellia Naturals tiene cerca de 150 distribuidores en Venezuela, Estados Unidos, Panamá, Alemania y Colombia Camellia Naturals tiene cerca de 150 distribuidores en Venezuela, Estados Unidos, Panamá, Alemania y Colombia

Camellia Naturals ha vendido cerca de 3.000 unidades desde su lanzamiento a mediados del 2020


 

La industria del cuidado personal y la belleza se está volcando hacia la creación de productos naturales, capaces de sustituir los químicos nocivos por ingredientes y procesos que tomen en cuenta las nuevas necesidades de la población y el planeta. Este fenómeno de cambio ya habría llegado a Venezuela de la mano de emprendimientos como Camellia Naturals.

Para conocer más sobre este proyecto y su estrategia para ayudar a la población a sustituir los productos tradicionales por alternativas mucho más responsables, El Emprendedor conversó con la creadora del proyecto, Angie Alarcón, quien reveló qué la motivo a emprender siguiendo estos procesos alternativos en Venezuela y cuáles son sus estrategias para crecer en el mercado local.

Introduciendo un producto innovador

Alarcón comienza explicando como sus experiencias la llevaron a la industria de la salud: es apasionada de la actividad física, llegando incluso a practicar fisicoculturismo, se alejó de las carnes rojas para buscar una alimentación más sana, e incluso a mejorar su salud mental.

Estos cambios no surgieron de la nada, sino de un sentimiento de desconexión y desánimo que fue acumulándose con el pasar de los años. Lo que inició como un desbalance que causaba pensamientos negativos y que no le permitían disfrutar los pequeños momentos de la vida se transformó en problemas físicos como la alopecia.

Mientras buscaba una solución a este padecimiento, se dio cuenta de que la mayoría de los productos que utilizaba hasta entonces seguían procedimientos poco responsables y utilizaban químicos nocivos para la salud, fue allí cuando decidió cambiarse hacia los productos ecológicos. Sin embargo, la oferta de este tipo de alternativas en nuestro país era limitada.

Al no encontrar ningún producto capilar o para la piel que cumpliera con sus exigencias se vio en la necesidad de crear uno propio, teniendo como objetivo principal una alternativa que no tuviera químicos tóxicos para la piel y que eliminara el uso de plástico y sus derivados.

“Me convertí en una experta en leer las etiquetas de los productos del mercado, conociendo a detalle cada ingrediente que le agregaban para determinar si le servía o no a mis clientas”, explica Alarcón.

El proceso de creación de los primeros productos le tomó cerca de 10 meses, teniendo como plan la creación de un champú sólido que no necesitará botellas de plástico y dejará el cabello limpio y sedoso. “Me aterraba el tema del plástico y toda la contaminación que genera en el mundo entero, a partir de allí todo se fue engranando”.

Así fue como en medio de la pandemia lanzó sus primeros champú, aceites y tónicos capilares 100% naturales, y se planteó como primer reto el cambio de la mentalidad del consumidor, tratando de orientarlo a un nuevo nivel de conciencia que le permitiera valorar la importancia de los cosméticos con características biodegradables y sin elementos sintéticos.

Posicionando una alternativa poco común en Venezuela

El enfoque de Camelia Naturals es ofrecer cosméticos y productos para el cabello que no contengan ningún elemento químico que pueda ser perjudicial tanto para los consumidores como para el medio ambiente. Esto ha sido su principal diferencia con los productos de masas.

Para darse a conocer, han decidido apoyarse en redes de distribuidores que ayudaran a penetrar más fácilmente en el mercado a un costo accesible. “Todo el crecimiento es gracias a los distribuidores, quienes son los más apasionados por el producto, aman la marca y al cliente. En estos momentos tenemos 14 y formamos un competitivo equipo”, afirma la emprendedora.

Caracas, Valencia, Maracaibo, Puerto Ordaz, Barcelona, Margarita, Maracay, El Vigía y San Cristóbal, son las ciudades de Venezuela en las que se comercializa el producto, pero también está disponible en países como Panamá, Estados Unidos, Colombia y Alemania.

Una de las características es que su fabricación es 100% local, permitiéndole controlar los gastos y realizar la reposición de inventario con más velocidad. Explica que esto “ha permitido tener mucha rotación de inventario en poco tiempo, generando utilidades que permiten aumentar el capital de trabajo del negocio. Hemos vendido 3.000 unidades de champú en este tiempo”.

Sus conclusiones luego de un semestre exitoso

Para Angie Alarcón el 2021 será un año de expansión y de posicionamiento de la marca en el mercado venezolano. La empresa se apuntala en la ventaja de ofrecer productos ecológicos a precios accesibles, algo que estaría aprovechando para penetrar rápidamente en la mente del cliente moderno.

La emprendedora culmina la entrevista asegurando que es fundamental que cualquier persona que quiera emprender, ya sea en Venezuela o en cualquier otra parte del mundo, desarrolle un producto con propósito, que responda a una causa más grande que el deseo de facturar, ya que es el único camino para conectar con los deseos de sus clientes.

Para ella, el dinero no puede ser el principal objetivo para iniciar una nueva empresa, sino el resultado de un trabajo bien hecho y de una iniciativa que satisface realmente las necesidades del mercado.

Modificado por última vez enDomingo, 31 Enero 2021 08:30
Inicia sesión para enviar comentarios

La Empresa