BANNER LARGO PREGUNTA LVS

Ingresar

El rol de la empresa privada en la eliminación de la desnutrición venezolana

  • Escrito por El Emprendedor
  • Publicado en Emprendedores
Los privados venezolanos deben suplir a las autoridades que no han sido capaces de satisfacer necesidades básicas Los privados venezolanos deben suplir a las autoridades que no han sido capaces de satisfacer necesidades básicas

Los vacíos nutricionales han llegado a niveles históricos, lo que indica que es momento de que los actores privados tomen cartas en el asunto


 

La situación económica de Venezuela ha hecho que millones de personas sufran problemas directos e indirectos producto de los bajos ingresos, deficiencia en servicios públicos y escasez en algunos rubros, haciendo de la cotidianidad un problema constante. La nutrición óptima se ha convertido en uno de estos obstáculos.

Según estudios de diferentes organismos, el país alcanzó una desnutrición del 16% al finalizar el año 2019, colocándolo en los primeros lugares en todo el mundo. Se entiende por desnutrición aquella situación en la existe deficiencia de alimentos que provean la cantidad de vitaminas, minerales y otros elementos que necesita el organismo para subsistir adecuadamente.

¿Qué tan grave es la desnutrición en Venezuela?

La desnutrición es un problema complejo para cualquier sociedad, pero para Venezuela es aún más delicado debido a la emergencia humanitaria que ha sido decretada por varios sectores políticos y sociales. Según diversas estadísticas, aproximadamente 94% de la población en general no cuentan con los ingresos necesarios para adquirir los alimentos necesarios para subsistir durante al menos 30 días.

Esta es una de las causas principales de los problemas de salud de muchos venezolanos, ya que la canasta básica familiar tuvo un precio al finalizar el mes de abril de 252 dólares según el Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros (Cenda-FVM), lo que contrasta con el salario básico que perciben la mayoría de ciudadanos que es de $4 según el cambio oficial del Banco Central de Venezuela.

Esto significa que para poder alimentarse y suplir las necesidades básicas una familia de cuatro o cinco personas necesitarían 63 salarios mínimos aproximadamente, sin contar gastos extras relacionados a entretenimiento y placer. Más del 90% no poseería este tipo de ingresos al mes y es donde se producen los vacíos nutricionales.

La ingesta de calorías y nutrientes vitales para el correcto funcionamiento cada vez es menor y esto se demuestra con la pérdida de 13 kg como media que ha perdido el ciudadano promedio que se encuentra en situación de pobreza entre los años 2016 y 2017, justo cuando se anunció la llegada de la hiperinflación. Así es como el venezolano común ha ido perdiendo su calidad de vida hasta llegar a niveles históricos que solo se comparan con escenarios de conflictos bélicos.

El rol de las empresas medianas y grandes

Muchos gremios y empresarios han atribuido al control de cambio, precios y diversas políticas de persecución como la causa principal de la crisis económica que vive la nación, lo que ha provocado los números rojos en materia de desnutrición y calidad de vida en general. En este sentido el emprendimiento podría ser parte de la solución a este problema.

Según muchos autores la generación de riqueza de las naciones debería quedar en manos de los propios ciudadanos, quienes son ellos los encargados de la fabricación y distribución de bienes y servicios que beneficien un mercado en particular, siendo el estado un administrador de estas tareas. A esto podría conocérsele como libre mercado.

Bajo esta teoría, teniendo en cuenta la deficiencia en materia de nutrición, la solución más clara podría ser la de abrir el panorama para que todos los empresarios e inversionistas puedan apostar a este sector desde las dos vías clásicas: la de crear productos locales que puedan satisfacer la demanda insatisfecha y la importación de marcas que puedan crear una competencia sana que beneficie al consumidor final.

Y no se trata únicamente de productivo alimentos, sino también alternativas que sean de ayuda para la población. El nicho de los suplementos nutricionales podría ser atractivo ya que, ante el déficit que tienen miles de personas, una correcta dosis de complementos junto a una estricta vigilancia médica podría ayudar a superar muchas de las carencias en la actualidad.

Al haber una mayor oferta de alimentos y suplementos dietéticos que brinden la cantidad de nutrientes y minerales que necesita el ser humano para vivir los precios irán disminuyendo, siendo más accesibles para los clientes.  Sin embargo varios especialistas argumentan que para exista este tipo de modificaciones debe haber un cambio de gobierno que aplique medidas políticas diferentes a las actuales.

El rol de los emprendedores

Aunque estos cambios no parezcan cercanos según las estimaciones y análisis de especialistas en la materia, es posible ver el surgimiento de emprendedores que no solo buscan maneras de incrementar sus ingresos o de aprovechar una necesidad insatisfecha, sino de realmente crear alternativas para mitigar los efectos de la crisis.

En comparación a otros tiempos, no hay tanta oferta de bienes de primera necesidad y los alimentos no son la excepción. Crear nuevos productos ligados al sector podría resolver una gran necesidad que existe en la actualidad, aunque para esto sea necesario realizar un estudio de estructura de costos, capacidad de compra del público objetivo, abastecimiento de insumos, e incluso barreras gubernamentales.

Aunque existan muchas variables que limitan el desarrollo del sector en nuestro país, la realidad parece ser que el surgimiento de iniciativas privadas tiene el potencial de ayudar a las personas a paliar la crisis con mayor facilidad.

Modificado por última vez enLunes, 06 Julio 2020 08:40
Inicia sesión para enviar comentarios

La Empresa