BANNER LARGO PREGUNTA LVS

Ingresar

URIJI: la red social que genera oportunidades económicas para los creadores de contenido

URIJI: la red social que genera oportunidades económicas para los creadores de contenido Foto por John Schnobrich on Unsplash
  • Jean Clauteux, un alto ejecutivo de L’Oreal decidió salir de su zona de confort e iniciar un nuevo camino en el emprendimiento.
  • La plataforma permite que cada usuario pueda generar una comunidad afín a su contenido y obtener ingresos por ello.
  • Uriji se fundamenta en la economía circular y en el reuso de las herramientas.

Luego de la llegada de la pandemia se ha incrementado la cantidad de personas que utilizan plataformas digitales. A pesar de este auge pocos sitios brindan la posibilidad de generar ingresos, lo que ha obligado a los usuarios a buscar nuevas alternativas para ganar dinero.

Con esta idea surgió Uriji, una red social que les da la oportunidad a los usuarios de ganar dinero por compartir contenido. Para conocer más al respecto, El Emprendedor entrevistó a Jean Clauteux, fundador del proyecto, quien señaló lo siguiente: “La inquietud inicial es que las interacciones digitales puedan generar oportunidades económicas para todos. De esta manera, aquellos que necesitan monetizar y validar sus ideas o emprendimientos encuentran en Uruji un oasis dentro de las aplicaciones”.

El profesional comentó que las personas están constantemente comunicándose unas con otras, algo que pueden hacer con Uriji pero con un aliciente, que es el de poder crear un activo digital. “Estamos creando esa posibilidad de poder monetizar si tu idea es aceptada por la comunidad. Por ende, Uriji es esa bitácora donde puedes alojar tus contenidos, bien sea música, creaciones gráficas o documentos y que son complementarias a lo que hacen en otras plataformas”, explicó su funcionamiento.

“Con Uriji tenemos la oportunidad de ser cofundadores como usuarios de una plataforma creada en Venezuela por venezolanos y pronto por latinoamericanos en general. Por esto, el llamado no es solo a descargarse la app, sino que se consideren fundadores de esta comunidad tan hermosa que hemos ido creando más allá de las especificaciones del sitio. Así que si buscas una web en el que te quieres sentir cómodo, ese lugar se llama Uriji”, manifestó.

El aprendizaje de Jean Clauteux como CEO de L’Oreal

Antes de dar el salto como emprendedor, Jean hizo una carrera de 20 años como ejecutivo de L’Oreal, una de las empresas de cosméticos más grandes de la actualidad. Al preguntarle sobre sus aprendizajes, respondió. “Aprendí muchas cosas, desde la cultura en los países donde estuve, de cómo se gestiona una unidad de negocio y lo que significa administrar y sustentar una empresa. Además, está el tema de las ventas, crear productos y los estándares de calidad que formaron parte de mi aprendizaje”.

El empresario señaló que siempre vio a L’Oreal como una manera de adquirir nuevos conocimientos y competencias para conectar mejor con las personas. “Luego de 20 años de alta gerencia en la empresa de llevar equipos de hasta 1.200 personas te vas dando cuenta que la humildad y la empatía son elementos muy importantes, así que cada grupo humano es diferente. Por ende, en L’Oreal aprendí que un buen liderazgo debe ser invisible para gestionar correctamente una organización”.

El aprendizaje en la selva venezolana

El padre de Jean Clauteux es franco-húngaro, mientras que su madre es mestiza indígena, una combinación que lo ha marcado desde su niñez. Al preguntarle sobre su aprendizaje en el entorno en la Gran Sabana respondió: “Lo que más aprendí fueron las relaciones humanas, porque cuando estás en entornos donde no hay ni médicos, internet o electricidad, te das cuenta que lo más importante son las personas. Allí tú no puedes tener enemigos, tienes que guardar vínculos porque en cualquier instante vas a necesitar del otro y él de ti, a lo que le llamamos confianza”, reflexionó.

Jean hizo mucho énfasis en la confianza, ya que para él se trata de un elemento de vida o muerte y que lleva mucho tiempo construirla. En consecuencia, dependiendo del aporte que se genere hacia una comunidad esta tendrá mayor confianza hacia esa persona. Esto fue lo que aprendió en su época en la Gran Sabana.

Mayores retos como Director Ejecutivo de L’Oreal en Venezuela

Clauteux fue director ejecutivo de la empresa de cosméticos durante los años 2011 y 2016, en el que describe su experiencia de la siguiente manera: “Muchas personas tienen prejuicios sobre lo que significa trabajar en Venezuela, pero me fui dando cuenta que para operar en países desarrollados podía hacerlo de una forma más fácil porque el sistema es estructurado. En nuestro país, dado que no hay un sistema estructurado tú tienes que ser más organizado que tu entorno, exigiendo que el emprendedor tenga más criterio de auditoría y de administración que si se encontrara en otra nación”.

En este sentido, resaltó todo lo que están aprendiendo los profesionales venezolanos que se encuentran en el territorio. “El profesional venezolano como tiene tantos elementos adversos debe estructurar y anticipar más, lo que genera que cuando van a otras naciones crecen rápidamente”. Puntualizó.

Los motivos que lo llevaron a fundar Uriji

Al preguntarle sobre los motivos por el cual decidió finalizar su carrera corporativa para iniciar su trayectoria como emprendedor, Jean mencionó que siempre quiso crear un emprendimiento que impactara positivamente a su entorno. “No es una decisión que tomas de la noche a la mañana, porque emprender es hacer un maratón, donde existen altos y bajos y vas a querer renunciar de la misma manera que querías dimitir en la empresa donde trabajabas”, expresó.

También especificó que fue en el cine donde tomó la decisión definitiva de emprender, ya que la película le transmitió una reflexión de fondo sobre lo que debía hacer para estar en conexión con su familia. “Es importante estar en conexión con lo que es importante para ti, no tanto tus consumidores, porque tú emprendes para ti y para sentirte en balance contigo mismo”, manifestó.

Además, comentó que para poder emprender tuvo que renunciar a muchos aspectos, como lo fue la estabilidad, bienestar económico y el ego. “Poco a poco te das cuenta que realmente no renuncias a nada porque te reencuentras contigo mismo. A su vez, renuncias al estrés moral que se vive en las organizaciones, en el cual no tienes todos los elementos para decidir qué va a suceder, ya que hay mucha incertidumbre”, explicó.

Así fue como decidió arrancar Uriji, que proviene de la lengua yanomami y significa “el espacio compartido”. “Es muy interesante porque te vas dando cuenta que estamos compartiendo un espacio que no depende de una aplicación o tecnología, sino de una comunidad”, dijo.

“Mi vocación desde niño es reunir a las personas y que se sientan bien estando juntas, ese es mi propósito. No me gusta la confrontación ni que las personas se hagan daño, así que si esa es mi vocación decidí expresarla a través de una plataforma”, manifestó.

Emprendiendo después de una carrera exitosa

Cada persona tiene un proceso diferente a la hora de iniciar un nuevo emprendimiento, con lo cual algunos lo hacen más jóvenes y otros más maduros. Jean decidió arrancar su proyecto luego de una gran trayectoria como alto ejecutivo en L’Oreal, lo que le trajo muchas ventajas.

“Es muy importante vivir las etapas de la vida, especialmente si eres joven y aún no tienes las responsabilidades de contar con una pareja o hijos. En consecuencia, cuando emprendes tarde te hace entender que nunca es tarde para vivir tu vida y hacer las cosas, así que no es una carrera, ya que las mayores dificultades se presentan justo al llegar a la meta”, acotó.

Reflexionó también con que cada experiencia es única, y en su caso de seguir como alto ejecutivo muy probablemente no terminaría la carrera y sufriría múltiples problemas de salud debido al alto estrés que tenía.

“Tómense el tiempo, porque sí lo hay y mientras más tarde lo haces tienes más experiencia y contactos que puedes usar en ese nuevo emprendimiento”, recomendó. A su vez, mencionó el ejemplo sobre KFC, una empresa que surgió de las manos de Harland David Sanders, un emprendedor que en el momento de fundar la compañía pasaba los 60 años de edad.

¿Cómo lograr que una red social sea sostenible?

Lograr el punto de equilibrio es muy importante para cualquier emprendedor. Sin embargo, Jean Clauteux considera que este no es el indicador más importante: “Lo relevante es no intentar resolver un problema que tú no tengas. Emprender siempre será muy largo en la mayoría de los casos, y tenemos ejemplos como Facebook que comenzó a ser rentable hace cuatro o cinco años. Por ende, el punto de equilibrio no es el criterio, sino la permanencia en el tiempo”, manifestó.

Acotó también que si “una persona está en concordancia con ese problema que quiere resolver y desea ayudar a la humanidad de forma sincera, es imposible fracasar”. Emprender es moverse y si no te mueves no vas a llegar a la meta, que es lo mismo que sucede con un maratón.

Por otro lado, habló sobre los cambios que ha tenido que hacer para que la plataforma sea sostenible según las necesidades de los usuarios. “En el modelo inicial de la empresa el punto de equilibrio venía a partir de la utilización de las billeteras. No obstante, en estos momentos nos estamos percatando que quizás habrá que pensar en una monetización a partir de una publicidad inteligente, sutil y adoptada por los mismos usuarios, lo que podría ser una manera muy interesante de rentabilizar la comunidad y beneficiar a los consumidores”.

La economía circular y su relación con las redes sociales

Una de las bases en la que se fundamenta Uriji es la economía circular, que es aquel modelo que aprovecha los recursos que están alrededor para alargar su ciclo de vida. Clauteux, lo explicó de esta manera: “Uriji se convierte en la herramienta en la que puedes proponer tu oferta, y eso es muy interesante porque estas mostrando algo y las personas pueden colaborar con lo que estas publicando. Por ende, es el reuso de un material que no estabas monetizando”.

El empresario comparó el modelo de esta red social con el funcionamiento de youtube, que a pesar de que tiene un programa de monetización es necesario tener una cantidad mínima de audiencia. “En Uriji si solo tienes un seguidor que apoya y colabora con tu idea ya puedes generar ingresos, lo que demuestra cómo las redes van evolucionando y se van complementando”, expresó.

El futuro de Uriji

Al preguntarle sobre el futuro de la plataforma, el empresario señaló: “El futuro de Uriji somos todos nosotros, es entender que no se trata de una plataforma sino de una comunidad. Somos una gran cantidad de personas que intentamos reinventarnos a través de un esfuerzo en conjunto y llevamos cuatro años desarrollando esta comunidad, por lo cual, el futuro del sitio es generar una red de motivación y confianza”.

Para lograrlo afirmó que van a buscar plataformas financieras para poder ayudar y acelerar a cualquier emprendedor que lo requiera. “El drama de América Latina es que no hay un ecosistema de inversión idóneo y es muy clasista, así que necesitamos organizaciones que le permitan al emprendedor invertir sin importar su origen”.

Finalmente, Jean Clauteux se despidió con los siguientes consejos: “Nunca es tarde para nada, atrévanse, todos los Uriji estamos para ayudarnos e incubar sus ideas, pero es necesario que comuniquen siempre”, finalizó.

Modificado por última vez enLunes, 13 Diciembre 2021 09:45
P. El Emprendedor

Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Inicia sesión para enviar comentarios

La Empresa