Advertencia
  • JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 147
Ingresar

"Cocina de sustitución", el nuevo mercado capitalizable en Venezuela

  • Escrito por 
  • Publicado en Ideas

Con una situación alimentaria cada vez más compleja en Venezuela, la comida artesanal o de sustitución comienza a ganar popularidad


En los últimos años, la economía venezolana se ha vuelto complicada, ya que no solo se presenta una inflación que incrementa casi diariamente, sino que hay una fuerte escasez en prácticamente todos los mercados. Uno de los más importantes es el de la comida, que gracias a una disminución en las importaciones y medidas regulatorias, se agrava más cada semana.

Sin embargo, la alimentación es una necesidad que no puede sustituirse de ninguna manera, a diferencia de otros productos. Es por eso que la mayoría de los bienes están siendo dedicados a comunidades con necesidades especiales, como puede serlo a través de los denominados CLAP, y el resto del país se enfrenta a la escasez con toda su fuerza.

Por eso, recientemente se ha puesto de moda la denominada "cocina de sustitución", cosa que en el pasado era más común de las clases sociales con mayores ingresos. Esta gastronomía se enfoca en sustituir elementos de las comidas tradicionales, ya sea para disminuir algún efecto negativo, o ahorrar costos.

De este modo se ha popularizado en los últimos años en el país, ya que puede significar una fuente estable de los elementos necesarios para mantener la salud, sin enfrentarse a los duros efectos de la escasez, y realizando pagos que no se alejan demasiado de los productos tradicionales.

Estos alimentos, que en el pasado se les consideraba "artesanales", ya han comenzado a ser tratados con procedimientos mucho más industriales. Algunos de estos productos suelen incluir el chocolate, los dulces caseros, e incluso la cerveza. Un ejemplo que puede servir es el de la empresa Alimentos Arawak, que produce harina de cambures verdes.

Esta puede funcionar para la elaboración de galletas, panquecas, tortas, atoles, entre otros. Además, una iniciativa similar fue creada por Pastas Credente, que a través de harina de plátano verde ha creado pastas comestibles para sustituir a las de harina tradicional.

Aunque muchos de estos productos no han nacido directamente para batallar la crisis, si han nacido en el momento oportuno para aprovechar la situación, lo que demuestra que en el país puede capitalizarse la escasez, a la vez que se ayuda a la población a no alejarse de sus costumbres de consumo.

Lo más importante a tener en cuenta al momento de iniciarse en este mercado, es conocer las leyes y medidas que regulan la producción artesanal o de sustitución, que en este caso es la providencia administrativa publicada por el Servicio Autónomo de Contraloría Sanitaria.

Resulta especialmente interesante en el caso de productos poco tradicionales, ya que los mismos pueden ser elaborados con ingredientes únicos de nuestro país, y exportarse, similar a lo recientemente reseñado con las comidas orgánicas, un mercado altamente interesante para los venezolanos.

Somos el primer periódico venezolano de Emprendimiento e Innovación, que inspira, informa y motiva el desarrollo empresarial.

Sitio Web: www.periodicoelemprendedor.com
Inicia sesión para enviar comentarios

La Empresa