BANNER LARGO PREGUNTA LVS

Ingresar

¿Cómo se adapta el sector asegurador venezolano a la crisis del COVID-19?

  • Escrito por El Emprendedor
  • Publicado en Mercados
La creación de estructuras de costos y la atracción de clientes serían las principales barreras La creación de estructuras de costos y la atracción de clientes serían las principales barreras

Seguros de crédito comercial y reembolsos por indemnización laboral son algunos de los problemas que ha tenido el sector


 

La pandemia ha provocado un cambio en casi todos los sectores económicos, incluidos los más poderosos como el asegurador. Las empresas de este ramo han visto como la cuarentena en los distintos países ha transformado por completo el negocio, debido a las alteraciones en la cantidad de siniestros, pagos de primas y mucho más.

Millones de personas han pasado más de cuatro meses en sus casas mientras los gobiernos luchaban para reducir las consecuencias de la pandemia, lo que ha provocado una gran crisis para las grandes  aseguradoras de Venezuela y el mundo entero.  A partir de aquí han tenido que desarrollarse nuevas estrategias para poder adaptarse a la “nueva normalidad”.

Deloitte hizo un estudio reciente sobre cómo ha afectado el covid19 a las operaciones de los diferentes agentes que forman parte de la industria aseguradora. Hay una reducción de ingresos importante que cualquier inversionista y empresario debe valorar si quiere involucrarse en este sector en los siguientes años.

¿En qué ha afectado la pandemia a las empresas aseguradoras?

El principal problema que han tenido que enfrentar las empresas del ramo es la disminución de sus ingresos producto de la alteración de la  demanda que están teniendo las pólizas que ofrecen al mercado. El cambio en el estilo de vida y la pérdida de trabajos ha hecho que muchos clientes no puedan costear los gastos asociados a seguros médicos.

El impacto en la siniestralidad ha sido otra de las razones que han obligado a hacer cambios estructurales, según una investigación hecha por la empresa PWC. Dependiendo de la eventualidad se han reducido algunos accidentes, especialmente los relacionados al automóvil o laboral, siendo uno de las principales fuentes de ingreso de las compañías.

La reducción de la actividad económica que han desplegado algunos gobiernos como estrategia para evitar la propagación del COVID 19 ha significado un duro golpe que las empresas han tenido que sortear con nuevos planes, ampliaciones de cobertura y mucho más para poder sobrevivir.

Retos a superar en el sector asegurador:

Algunos de los grandes obstáculos que tienen que superar las organizaciones del sector son:

  • Cambios en los siniestros

Deloitte ha señalado que los cambios en los siniestros afectarán su respuesta y modalidad de pago, teniendo que efectuar ajustes para adaptarse a las necesidades de los clientes. Estos meses se caracterizarán por presentar una gran inestabilidad en la valuación de reservas de siniestros, afectando el capital de trabajo.

Se espera que una gran cantidad de reclamos lleguen en los próximos meses, una vez que el mundo vuelva a una relativa normalidad y se hayan superado los primeros rebrotes. Más de 110 mil millones de dólares se pagarían por concepto de siniestros relacionados con la pandemia.

Los accidentes de motor, resbalones y caídas en las áreas laborales han disminuido significativamente por el cambio de la modalidad de trabajo, mientras que la demanda de pólizas de salud y vida ha estado en auge en algunas regiones para poder protegerse ante el nuevo riesgo del virus.

  • Evaluación de las reservas

La valuación de las reservas dependerá del tipo de seguro y la póliza, previendo muchos cambios en planes contra incendios y patrimoniales, mientras que los de vida y salud seguirán siendo estables. Los decesos por COVID podrían tener complicaciones a la hora de hacer el desembolso si la empresa exige los papeles de defunción luego de que llegue la normalidad.

Los siniestros por concepto de automóviles seguirán a la baja hasta un nuevo aviso. Hay que estar atentos al levantamiento de la cuarentena, ya que las empresas deberán tener una gran reserva para poder atender la gran cantidad de reclamos que vendrán producto de la nueva circulación.

Las pólizas patrimoniales deben ser muy estudiadas por las aseguradoras. Deloitte afirma que dependiendo del tipo de negocio pueden haber operaciones que mantengan o incluso aumenten su siniestralidad debido al poco personal que está trabajando, siendo muy riesgoso para las finanzas en tiempos de crisis.

  • Ventas

Las ventas son lo más importante para cualquier empresa y lo que la mantiene operativa mediante la correcta prestación de un servicio. Las aseguradoras no son la excepción y han tenido que buscar nuevos medios para ayudar a los corredores a ofrecer sus productos mientras los usuarios están en casa.

Aquellas organizaciones que hayan diseñado una estrategia digital podrán salir mejor paradas de esta crisis. El cliente hoy en día necesita una atención omnicanal, para estar cuándo él quiera y cuándo lo requiera. Así es como las empresas deben redefinir sus pólizas y coberturas para que las personas que han tenido un impacto en sus ingresos puedan adquirir de igual forma algunos de sus programas.

  • Atención de los siniestros

Mientras la pandemia continúe y la restricción a la movilidad sea una realidad en las calles de las ciudades, todas las empresas deben mantener una adecuada atención a los siniestros para poder proteger los intereses de cada uno de sus clientes. La orientación a los canales digitales puede ser una estrategia efectiva para evitar poner en riesgo a su personal de ventas.

  • Gastos

Mantener la estructura de costos en un período de crisis puede ser complejo y a esto es lo que se han tenido que enfrentar las empresas aseguradoras. Para poder superarlo de la mejor manera puede hacerse un estudio de gastos en el que se establezcan las áreas prioritarias para trabajar e invertir, de manera que no se deje ningún aspecto al azar.

El efecto de la pandemia en el sector asegurador venezolano

La aseguradora venezolana en general no estaba preparada para una situación de esta magnitud, ya que nunca antes se había presentado una pandemia que paralizara el 80% de la economía. Los clientes que ya contaban con una póliza de seguro tuvieron la gran ventaja de estar amparados en caso de sufrir un contagio por el virus, recibiendo el tratamiento sin desembolsar dinero de su bolsillo.

Esto ha generado un desbarajuste en la estructura de costos, ya que los medicamentos y todo el procedimiento que debe recibir el paciente no estaba estructurado dentro de las cuentas de las empresas, lo que ha generado que las clínicas cobren un precio excesivo por algunos de los servicios prestados, creándole un gran problema a las empresas.

La evolución que vaya teniendo el sector asegurador dependerá de los mecanismos que implementen los gobiernos para poder reducir el riesgo de propagación del virus. El mundo ya ha abrazado la nueva normalidad, aunque la relajación de las medidas han traído nuevas oleadas en algunos países.

Con más de siete meses en pandemia las empresas han tenido el tiempo suficiente para ajustar sus números y crear nuevas modalidades para adaptarse a las necesidades del mercado. Una vez que el mundo triunfe sobre el COVID se verá un crecimiento orgánico de la mayoría de pólizas, recuperando parte de lo que se ha perdido durante la cuarentena.

Modificado por última vez enMiércoles, 04 Noviembre 2020 10:35
Inicia sesión para enviar comentarios

La Empresa