Banner horizontal Angel Barcelo

Ingresar

¿Por qué se necesitan más dólares para comprar los mismos productos en Venezuela?

  • Entre el 2021 y el 2022 hubo un aumento del 60% en el costo de vida en dólares.
  • En enero del 2021 la canasta alimentaria tuvo un costo de 251 USD, mientras que en enero del 2022 se ubicó en 365 USD.
  • Especialista recomienda establecer una estrategia de aumento de ingresos para enfrentar el aumento de precios en moneda extranjera.

Aproximadamente desde el año 2018 Venezuela ha vivido un proceso de dolarización de facto que servido como válvula de escape para sus ciudadanos y empresas. A partir de aquí, el costo de vida en divisas ha ido aumentando paulatinamente, lo que significa que cada vez las personas necesitan más dólares para adquirir sus bienes y servicios.

Esto se hace evidente en rubros como alimentos, que ha presentado un aumento del 45% en comparación con el mes de enero del 2021. Para conocer más al respecto, El Emprendedor entrevistó a Alejandro Castro, economista y gerente de operaciones de la firma Econométrica.

“Hace unos años atrás, con 80 y 100$ muchas familias podían costear sus gastos básicos sin problema, pero con ese mismo monto no podías subsistir en ninguna ciudad de América Latina. Ahora bien, ¿por qué en Venezuela se podía vivir bastante bien con tan pocos dólares? Básicamente, por dos cosas que hoy en día no existen: control de cambio y control de precios. El primero se efectuó a través Cadivi, Simadi y Sicad, que administraban las divisas que llegaban al Banco Central de Venezuela y las vendía a un tipo de cambio artificialmente más barato que el precio del mercado”.

El profesional explicó que los empresarios que obtenían estos dólares preferenciales podían producir o importar bienes y servicios a un precio muy económico comparándolo con otro país de la región. “Por otro lado tenías control de precios. Estaba la SUNDDE, que siempre estaba fiscalizando para asegurarse que los comerciantes cumplieran con algunos precios y que provocaban que los usuarios compraran productos artificialmente por debajo del precio de mercado”.

A su vez, el especialista reflejó que este control de precios no fue del todo eficiente, lo que trajo como consecuencia rezagos en los precios, generando “inflación oculta o represada” y los productos desaparecían de los anaqueles, debido a que los precios estaban muy por debajo de los costos de producción. De esta manera, surgió el mercado negro, donde hacían vida la mayoría de bienes subsidiados a un precio muy superior a lo que determinada la ley.

¿Qué ocurre ahora?

“¿Qué pasó hace tiempo? El control de cambio colapso porque la administración de Maduro se quedó sin dólares, la economía se vino abajo y la industria petrolera se derrumbó, así que no podía mantener el control de precios. Entonces, se acaba el control cambiario y en la práctica la SUNDDE deja de fiscalizar porque el gobierno necesita que haya productos en el mercado. A su vez, existe una política de cero aranceles a la importación y esto hace que importar bienes de cierto tipo sea más costoso que antes. Todo esto ha hecho que el costo de vida se haya ido equiparando con los demás países de la región”, explicó Castro.

De esta manera, el ciudadano común necesita más dólares para comprar los mismos productos que cuando comenzó la dolarización de facto. Esto ha generado mucha molestia en los usuarios, al punto que responsabilizan al comerciante como el culpable de esta coyuntura. Sin embargo, todo es parte de la incertidumbre económica provocada por políticas monetarias ineficientes.

Por otro lado, los precios están en algunos rubros por arriba o por debajo de la media en América Latina. “Hay algunos están por debajo, otros que incluso son más costosos, pero aún encontramos rubros que son realmente inferiores a otros países del área, especialmente todo lo relacionado a servicios públicos. Todo lo que es electricidad, agua potable, gas doméstico, internet y telefonía móvil no genera una factura combinada de más de 40$ al mes para una familia. Esto en cualquier país de América Latina supondría una tarifa de 100 a 150USD como mínimo para un núcleo familiar”, expresó.

En consecuencia, los servicios públicos tienen inflación oculta o represada que en algún momento se manifestará cuando el gobierno decida liberar los precios para cubrir los costos de producción de estas empresas.

¿Qué dice la gente?

Esta situación ha hecho que a pesar de que una gran cantidad de venezolanos ganen en moneda extranjera, no puedan comprar lo mismo que hace unos años. Por ende, muchos tienen sentimientos de rabia e impotencia al no poder tener una calidad de vida acorde a sus exigencias. Algunos de estos ejemplos son:

 

TwitterArticulo

 

¿Qué puede hacer el ciudadano común?

Ante esta situación, no quedan dudas de que en algún momento los servicios públicos serán liberados progresivamente, lo que provocará un aumento en el precio de sus tarifas para la población en general. En este sentido, Alejandro Castro dio una serie de recomendaciones para que el ciudadano de a pie pueda cubrirse ante esta inevitable situación.

“Primero que todo, las personas deben entender que eso más temprano que tarde va a ocurrir, así que no podemos pensar que toda la vida tendremos servicios públicos regalados. Por ello, hay que estar prevenido al bate y hay que buscar ingresos extras para afrontar lo que se viene. En la actualidad vemos como muchas personas tienen su trabajo formal y a esto le suman sus servicios informales, lo que les permite tener una mayor calidad de vida para prever el aumento de costo en dólares, que lamentablemente seguirá subiendo.

Modificado por última vez enLunes, 14 Marzo 2022 20:31
P. El Emprendedor

Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Inicia sesión para enviar comentarios

La Empresa