BANNER LARGO PREGUNTA LVS

Ingresar

¿Existen oportunidades de negocios en el campo venezolano?

  • Escrito por El Emprendedor
  • Publicado en Mercados

Los campesinos han exigido una cartera crediticia y seguridad jurídica para poder levantar la producción nacional


El sector primario es de vital importancia para cualquier nación del mundo, ya que a través de ella se producen la mayoría de alimentos que se requieren en todos los hogares. Sin embargo, la crisis venezolana ha golpeado fuertemente al campesino, tanto por la baja calidad de los servicios públicos como por la inseguridad jurídica que genera extorsión, secuestros e invasiones a la propiedad privada.

No obstante, este rubro sigue siendo una oportunidad de negocios rentable para muchos venezolanos. Para conocer más al respecto El Periódico El Emprendedor entrevistó a Danny David González Pérez, vicepresidente de la Federación Campesina de Venezuela. El vocero señaló: “Los productores privados están haciendo un gran esfuerzo y con recursos propios, porque ya ni la banca pública tiene una cartera crediticia que acompañe las políticas agrícolas”.

Para González la actividad económica agrícola siempre va a ser rentable a pesar de todas las dificultades que se puedan estar viviendo en la actualidad. “Siempre va a haber demanda de alimentos, podríamos dejar de comprar un pantalón por un año pero no podemos dejar de comer. La inversión que se haga en el campo, si es manejada de acuerdo a los parámetros que están establecidos en tiempos de cosecha, distribución y comercialización hará que sea rentable económicamente”, explicó.

¿Cómo vive el campesino venezolano ante el colapso de los servicios públicos?

Los servicios públicos básicos como el suministro de agua, electricidad, gas doméstico y combustible se han visto mermado en los últimos tiempos, afectando especialmente a las regiones del interior del país. Las personas que se dedican a la agricultura han padecido de primera mano estos problemas, teniendo que aplicar múltiples soluciones para no perder su siembra.

“Hay verdaderas y serias dificultades en el financiamiento y acompañamiento verdadero al campo, además sin transferencias tecnológicas ni asesoría técnica por parte de ingenieros, eso a día de hoy no existe. Hay un grupo de productores y campesinos que se encuentran realmente desasistidos, porque no les llega el Estado a través de las políticas, ya que sus entes adscritos no tienen la capacidad logística ni humana para llegar a estas comunidades tan apartadas”, argumentó el vicepresidente de la organización.

La escasez de diesel es otro de los inconvenientes que han tenido que padecer los productores venezolanos, teniendo que esperar por varios días para poder surtir sus unidades. “Tenemos productores que se le están perdiendo la cosecha debido a las carreteras que están inaccesibles y lo otro es el tema del combustible. Hemos contado hasta 14 kilómetros de cola de carros para poder surtir, y algunos han dañado el arranque de sus vehículos de tanto prender y apagar su camión”, enfatizó.

Niveles de producción en la actualidad

Para conocer a fondo cuáles son las cifras de la producción actual El Emprendedor entrevistó a Celso Fantinel, vicepresidente de Fedeagro. El dirigente mencionó: “Las cosechas de maíz, caña, arroz, café y hortalizas son similares al año 1970. Vimos una siembra de norte verano de unas 35 mil hectáreas cuando lo programado eran 50 mil hectáreas de frijol chino para exportar, mientras que en arroz no llegamos ni a las 30 mil hectáreas cuando antes se sembraban al menos 100 mil hectáreas de este rubro”.

Señaló que las hortalizas también han tenido una disminución importante, llegando al 20 o 30%  de las necesidades del venezolano en rubros como la papa, pimentón, tomate y cebolla. “Hay un problema de consumo, donde el poder adquisitivo es muy bajo y no mete presión a la producción. Por eso es que vemos supermercados llenos de frutas y verduras, además que perdimos una 20 mil hectáreas por efecto de una enfermedad llamada el Dragón Amarillo, quedando unas 5 mil, afectando también a los limones y por eso su alto precio”, argumentó.

El también productor agropecuario señaló que estas cifras son producto de diversos errores que ha cometido el gobierno desde hace muchos años, empezando por las expropiaciones a fincas productivas con una gran cantidad de hectáreas y que en la actualidad no están operativas.

¿Es rentable la actividad agrícola en Venezuela?

Para conocer al detalle las posibilidades que existen en el campo, el Periódico El Emprendedor consultó a Saúl López, presidente de la Sociedad Venezolana de Ingenieros Agrónomos y Afines (SVIAA). El ingeniero señaló: “Es rentable si y solo si hacen la inversión con un criterio tanto de sostenibilidad y haciendo un proyecto desde el punto de vista técnico, de mercado y que involucre las variables desde el punto de vista agronómico”.

Indicó que las condiciones climáticas y conocer lo que se va a producir es igual de importante para desarrollar un proyecto sustentable. “El negocio agrícola es altamente riesgoso, en el mundo ronda por el 30% y por eso existen tantos programas o seguros para efectos climáticos, porque es un negocio que depende de mucho factores. Si en el mundo el riesgo es del 30% en Venezuela por lo menos es del 60% y para reducirlo hay que incorporar lo mínimo de tecnología con poca inversión. Esto permitiría tener información para tomar decisiones”, explicó.

Abastecimiento de fertilizantes para el mercado interno

Recientemente el ingeniero agrónomo declaró que el país requiere más de 14 millones de litros de agroquímicos para la siembra, así como unas 500 mil toneladas de fertilizantes para el ciclo de invierno que acaba de comenzar. Sin embargo, la disponibilidad de estos químicos no llega al 50%, siendo un déficit que está perjudicando a todos los productores.

Al preguntarle si esto sería una oportunidad para los fabricantes venezolanos respondió: “Sí, la importación y nuevos esquemas de negocio es una oportunidad, ya que el sector privado es el que está abasteciendo buena parte del mercado. ¿Qué mejoras hay que hacer? El tema de las certificaciones de calidad, registros de los productos y que muchos no lo están haciendo por discrecionalidad por contactos y temas políticos, trayendo productos que no cumplen con los estándares de calidad”.

No obstante, admitió que puede ser una oportunidad para los empresarios que cumplan con los requisitos exigidos por la ley e importen productos de primer nivel para el mercado venezolano. “A nivel nacional es un poco más complicado, porque Pequiven está en un proceso de reajuste de muchas plantas que estaban paradas y eso va a tomar algunos años. En Venezuela hay producción de urea todavía debido a que la empresa cubre buena parte de la demanda, aunque no abastece todo el mercado”, explicó.

Señaló también a dos yacimientos fosfóricos que están siendo trabajados tanto por el estado como por la empresa privada, a lo que le atisba buenos resultados en el corto plazo. “Hay que buscar nuevos productos que igualmente son útiles para la fertilidad de los cultivos, que son más accesibles y que en este caso son producción nacional, como la úrea, roca fosforita, entre otros”, finalizó.

Con estas declaraciones puede entenderse como la actividad agrícola en el país sigue siendo un negocio lucrativo a pesar de las barreras que vive el campesino en su día a día. Sin embargo, el gobierno debe tomar decisiones que generen confianza en los inversionistas y empresarios, así como eliminar algunas barreras jurídicas que no incentivan la producción local.

Inicia sesión para enviar comentarios

La Empresa