Ingresar

¿Realmente los presos pueden formar parte del sistema económico venezolano?

¿Realmente los presos pueden formar parte del sistema económico venezolano? ¿Realmente los presos pueden formar parte del sistema económico venezolano?

En el país existe una nueva propuesta ministerial que planea utilizar a los presos venezolanos como mano de obra para su reinserción social


Recientemente, la ministra del Servicio Penitenciario, Iris Varela, anunció que el gobierno venezolano está desarrollando mecanismos para lograr la reintegración de los privados de libertad a las actividades económicas del país. Se trata de una estrategia con la que buscan convertir a los prisioneros en actores del desarrollo de la economía.

La nueva influencia de los presos en la economía

Varela aseguró que iban “a escribir historia porque nos vamos a convertir en el primer organismo exportador de miel en Venezuela (...) Vamos a inaugurar próximamente una planta, que va a ser laboratorio, taller-escuela, donde se va a capacitar la mano de obra de privados de libertad”. Aunque para muchos pueda parecer un plan poco realista, la realidad es que es un modelo comprobado.

De acuerdo a distintos reportes de medios especializados, el uso de prisioneros como equipo de producción es un negocio que genera millardos de dólares a la economía estadounidense cada año, ya que estos privados de libertad se han convertido en una mano de obra realmente económica para la producción de alimentos, bienes variados, e incluso para atender a clientes.

Según lo explicado por la ministra, los reclusos elaboraron prótesis, instrumentos musicales, ropa escolar, alimentos procesados, y otros productos como la miel que planean utilizar como bienes de exportación. Todo esto requiere no solo de un proceso de capacitación profesional, sino también de reinserción social.

Es innegable que se trata de un método polémico debido a que en la mayoría de los casos se le considera una estrategia muy arraigada a "todo lo malo" del capitalismo, con empleados que trabajan por apenas una décima de lo que tendrían que recibir de acuerdo a la ley, y quedándose sin beneficios por su trabajo, sin embargo, es necesario recordar que se trata de privados de libertad, que no solo han cometido algún crimen, sino que también requieren de actividades adicionales para poder reformar su actitud.

Del mismo modo, esto no es algo que solo estarían utilizando en economías como las de Estados Unidos, sino también en otros países como la India, donde incluso se han desarrollado programas en las que alguno presos selectos son puestos en una libertad relativa, trabajando al aire libre como empleados de una cafetería.

Limitaciones en Venezuela

Sin embargo, a pesar de que la reintegración de prisioneros sea una idea que se está capitalizando en todo el mundo, la realidad es que nuestro país presenta actualmente grandes limitaciones para poder materializarla. La principal traba es la calidad del sistema penitenciario, considerado uno de los peores de la región.

Algunos reportajes aseguran que Venezuela cuenta con la menor población reclusa de toda la región, con un promedio de 166 privados de libertad por cada 100.000 habitantes, pero el sistema es considerado también uno de los más peligrosos de Latinoamérica, por lo que la aplicación de un plan que no esté debidamente estructurado puede llevar a que tengamos entre manos más que una campaña propagandística.

Aun así, se trata de una iniciativa interesante en la teoría, por lo que no queda más opción que esperar para ver cómo evoluciona la misma y, si llega a aplicarse, para observar los resultados que pueda ofrecer, no solamente en el ámbito económico sino también en lo social.

El Emprendedor

Somos el primer periódico venezolano de Emprendimiento e Innovación, que inspira, informa y motiva el desarrollo empresarial.

Sitio Web: www.periodicoelemprendedor.com
Inicia sesión para enviar comentarios

La Empresa

Términos de Uso