Advertencia
  • JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 147
Ingresar

Lo que dijo Andrés Moreno a los emprendedores venezolanos

El innovador venezolano alentó a invertir y dio tips a quienes están emprendiendo actualmente en Venezuela



Pese a que, con todo y crisis económica, Venezuela ha mejorado en el Índice de Emprendimiento Global, muchos emprendedores o venezolanos con proyectos en ejecución pueden ser arropados de vez en cuando por un sentimiento de incertidumbre.

Y es algo absolutamente natural en el presente contexto. Por lo cual es meritorio conocer la opinión de alguien que ya ha pasado la curva de aprendizaje y logrado el éxito en este campo.

Recientemente, Andrés Moreno, fundador de Open English y Next U, concedió una entrevista radial en World Trade Center Radio, precisando estar seguro de que la situación en Venezuela va a mejorar.

Moreno insistió en que en el momento en que eso suceda será necesario innovar, llenando los servicios básicos que van a dar cabida a toda una nueva camada, por lo cual consideró determinante la formación continua.

“Para aprovechar esas oportunidades es importante tener educación para desarrollar un plan de negocios adecuado, saber cómo invertir, buscar capital, identificar esas oportunidades para generar productos y servicios para saldar las necesidades”, dijo.

El empresario señaló que no hay mecanismo seguro para garantizar que ninguna empresa sea exitosa. No obstante advirtió que sí hay una metodología que se puede aplicar (aunque no te garantice el éxito). “Esa metodología la hemos desarrollado después de 10 años de emprender y ver empresas crecer”, mencionó.

Aconsejó que es vital buscar la manera de demostrar qué productos son valiosos e invertir, sin necesidad de arriesgarlo todo. En cuanto a sus últimos 10 años detrás de Open English y Next U, agregó que “eso me ha dado buenas perspectivas sobre el tema del emprendimiento”.

Cometimos errores en todas las áreas, entonces tuvimos lecciones aprendidas bien bonitas. Al inicio éramos emprendedores primerizos, y eso me da un entendimiento bastante cercano cuando hablo con un emprendedor y me comenta lo que está pasando”, apuntó.

En este orden de ideas, advirtió que no hay escuelas de emprendimiento y que ésta “es una de esas funciones elementales en las que nadie nos da clases. Por eso estuve escribiendo aquellas claves del éxito que con el tiempo demostraron ser importantes. Crear emprendimiento es emocionante”.

Finalmente recalcó que entregar esas herramientas es lo que más le apasiona “porque tenemos la habilidad de cambiar las cosas y el emprendimiento es un vehículo para hacerlo”.

 

Información adicional

¿Cómo una idea tan simple de esta ama de casa acabó siendo una empresa?

¿Es necesario ser un “Einstein, Zuckerberg o Gates” para triunfar en los negocios? Esta historia lo responderá



Loria Oliver era hasta hace poco una mujer común y corriente, profesional, pero que después de dar a luz a sus dos hijos de forma consecutiva en 2011 y 2012 se dedicó a su hogar.

“Había sido un empresario a tiempo parcial durante seis años, así que sabía que me gustó mucho el proceso de construcción de un negocio y trabajar fuera del hogar”, comentó a la revista Forbes.

Resulta que hace dos años, durante uno de sus largos viajes en automóvil ella se dio cuenta de que los asientos traseros carecen de organizadores, estaba convencida de que podía hacer algo mejor y así fue como vio la oportunidad de hacer de su invención un negocio.

Pero la cosa no acaba allí, pues su invento, llamado el Tot de mano, se trata de un bolso multifuncional que se puede colgar en el carro como un organizador de asiento trasero, puede ser usado como una mochila, incluso por niños pequeños o también llevado como un bolso de mano.

“Nuestra filosofía es que si su viaje es corto o largo, especialmente con los niños, se va mucho más cómodo cuando se está organizado”, comentó Oliver.

Actualmente, la cofundadora de Turtle Place Brands, junto a su esposo está centrando sus esfuerzos en los procesos de ventas de su invento, alianzas con fabricantes, fortalecimiento de las relaciones con los minoristas, el embalaje y obtención de su respectiva patente.

“Nunca en un millón de años se me había ocurrido que el desarrollo de productos podría ser mi carrera. A través de los Tot de mano, he descubierto que me encanta crear cosas para hacer la vida más fácil”, puntualizó la creadora.

Venezuela también tiene su caso de éxito y por qué no de innovación, pues hace algún tiempo reseñamos la historia de Luis Enrique Sardi es un joven empresario venezolano residente en Milán con una serie de inventos en su haber siendo el más famoso su célebre taza de café comestible.

En el área de los morrales hay una amplia gama de opciones en nuestro país, donde se encuentra la firma Columpio, por sólo citar un ejemplo, quienes han fabricado este, entre muchos otros accesorios en el país.

¿Y a usted, qué le pareció esta historia? ¿Conoce alguna idea similar en Venezuela?

Información adicional

La Empresa