Ingresar

El poder de adaptabilidad, el rasgo sobresaliente de los emprendedores venezolanos

Los empresarios en el país han descifrado la  manera de poder sobreponerse ante las adversidades


 


En la actualidad los emprendedores venezolanos se han visto obligados a desarrollar un poder de adaptabilidad y resiliencia, debido a la crisis económica que confronta el país.

Los emprendedores venezolanos han tenido que plantear nuevas estrategias, planes, objetivos y productos que se puedan adaptar a la situación  financiera que viven los consumidores locales.

De acuerdo a un estudio realizado sobre la facilidad de adaptación de los países a los cambios en el mercado, el resultado de Venezuela llama "poderosamente" la atención, puesto que supera por más de dos puntos a Argentina y al resto de los países que formaron parte del análisis.

“En términos generales es una condición marco que puntúa entre las mejores en el ámbito iberoamericano, tan solo superada por las normas culturales y sociales y la infraestructura física”, señala el estudio. Aunque no dan ejemplos específicos, la evolución de marcas y empresas locales, así como el surgimiento de nuevos proyectos, es algo que puede verse a simple vista.

Obstáculos        

Venezuela a pesar de ser un país que presenta una amplia variedad de obstáculos para sus emprendedores, es uno de los países con gran capacidad de adaptación y flexibilidad. Los nuevos emprendimientos en el país son alternativas comunes para los ciudadanos.

En el estudio Venezuela se encuentra en la media entre los países que presentan mayores obstáculos para sus emprendedores en el mercado. El país calificó con un 4.14, lo que es común para los países con mayores dificultades.

“La mitad de los países analizados no supera el 4, mostrando las carencias evidentes y el amplio margen de mejora que tiene la región por lo que respecta a esta condición marco”, arrojo el análisis.

Poder de adaptabilidad de los venezolanos

Esta cualidad es la que diferencia a los emprendedores venezolanos del resto, su poder de adaptabilidad y flexibilidad ante las situaciones difíciles.

En Venezuela debido a los múltiples obstáculos surgidos de la crisis económica los empresarios han descifrado la  manera de poder sobreponerse ante las adversidades y continuar trabajando para ofrecer productos y servicios a los venezolanos.

  • 0

¿Cómo cuatro niños lograron fundar emprendimientos millonarios?

Los jóvenes menores de 17 años se centraron en crear ideas innovadoras y buscar alternativas creativas de financiamiento



Los emprendedores en el mundo que logran hacer fortunas millonarias con negocios innovadores son una realidad, pero lo que destaca en esta oportunidad es que no es algo exclusivo de los adultos, sino que los niños también forman parte de esta tendencia.

Niños y adolescentes menores de 17 años de edad quienes han logrado divertirse con lo que hacen y a la vez recaudar millones con sus ideas son quienes sorprenden al mundo.

Estos pequeños lograron crear imperios millonarios como es el caso de Cory Nieves, quien es el director ejecutivo de Mr Cory's cookies. El joven de 15 años de edad empezó su negocio cuando tenía apenas 6 años de edad.

El pequeño quería ahorrar dinero para comprarle un auto a su madre, por lo que empezó a vender chocolate caliente, para luego vender galletas. En el 2017 el joven recibió una inversión de 100.000 dólares para su negocio, porque fue al programa “The Profit” (El socio), en el que se ofrece ayuda financiera a pequeños negocios.

Otro ejemplo es el joven de 17 años de edad Mosiah Bridges, quien inició su negocio de corbatines luego de que no encontrara uno que se adaptara a sus gustos. El chico comenzó a hacer las prendas con ayuda de su abuela.

Su negocio empezó a tener éxito luego de que apareciera en un par de programas de televisión en Estados Unidos que le dieron más visibilidad. La marca del joven se llama Mo's Bows y vendió más de 600.000 dólares en productos.

La estrategia de estos pequeños emprendedores fue recurrir a programas televisivos, mediante los cuales podrían publicitar los productos que hacen para así conseguir financiamiento externo.

La innovación y la variedad en los productos ya existentes también fueron el punto clave de algunos de estos jóvenes como es el caso de Mikaila Ulmer, quien empezó su negocio a los 4 años de edad.

La pequeña empezó con un puesto de limonada en Texas y actualmente es la directora ejecutiva de la compañía Me & The Bees Lemonade. Ulmer empezó a tener agregados de miel y semillas de lino en sus bebidas, lo que le dio popularidad.

Cuando tenía 9 años de edad firmó un contrato de 11 millones de dólares para vender su producto a la cadena Whole Foods. Actualmente se venden en más de 500 tiendas en Estados Unidos.

La innovación en los productos y buscar buenas alternativas para conseguir financiamiento son aspectos clave que Ryan Kelly tuvo en cuanta al momento de empezar su emprendimiento dirigido a la salud de las mascotas.

Kelly siempre estuvo preocupado por la salud y los gustos de su perro Barkley, por lo que decidió crear golosinas saludables para mascotas. El joven necesitaba financiamiento, por lo que decidió presentarse en el programa de televisión “Shark Tank”, que financia emprendimientos y lo logró.

En la actualidad, el negocio Ry's Ruffery vende por internet golosinas para perros de varios sabores como queso, maní y manteca, y calabaza con manzanas.

  • 0

Empresas comienzan a capitalizar la "cultura de la prisa" de los Millennial

La industria informática y de la tecnología podría haber sido la primera en implementar el estilo de vida “obsesionado con el trabajo”



La generación Millennial se caracteriza por poseer una cultura de “no detenerse y celebrar el ajetreo del trabajo”. Una cultura obsesionada con el esfuerzo, incansablemente positiva, con poco sentido del humor y sumamente enfocada en lo que hacen.

Es por estas características que algunas marcas o empresas sacan provecho y ven oportunidades de negocios en la obsesión de los millennials por el trabajo y esfuerzo, los cuales al parecer nunca son suficientes.

Empresas como WeWork que ofrecen en sus instalaciones cómodos lugares para que los trabajadores Free Lance utilicen sus instalaciones para trabajar durante horas. En el lugar se observan afiches y carteles con frases como “Haz lo que amas”, “Trabaja más duro” o “No te detengas cuando estés cansado, detente cuando acabes”.

Rise and grind” (levántate y esfuérzate), es el tema de una campaña publicitaria de Nike y el título del libro de uno de los empresarios inversores de Negociando con tiburones (Shark Tank). Las empresas o marcas de alguna manera promueven el esfuerzo incansable y agotador de los millennials con la finalidad de vender productos o servicios.

WeWork tiene oficinas en 27 países y 400.000 inquilinos, entre ellos un tercio de las compañías en la lista Global Fortune 500. Esta empresa de co working logró exportar el concepto de que la adicción al trabajo es algo positivo.

El lado negativo

“La mayoría de las personas que promueven la obsesión con el trabajo no son quienes realizan ese trabajo”, dijo David Heinemeier Hansson, cofundador de la empresa de software Basecamp y autor del libro It Doesn’t Have to Be Crazy at Work.

Hansson explicó que pasar muchas horas en el trabajo no mejora ni la productividad ni la creatividad; sin embargo, representaría la justificación de la riqueza de aquellas personas que son dueños de las compañías que promueven esa filosofía de vida.

Inicio de esta cultura

La industria informática y de la tecnología podría haber sido la primera en implementar este “estilo de vida” cuando empresas como Google ofrecieron a sus empleados alimentación, sesiones de masajes y visitas médicas en las instalaciones de sus oficinas.

Las empresas pretendían que con estos beneficios captar al mejor talento humano y mantenerlos el mayor tiempo posible en sus escritorios trabajando.

  • 0

El inversionista que pasó de la bancarrota a ser millonario antes de los 30 años

Grant Sabatier indicó que para alcanzar la libertad financiera es indispensable tener la capacidad de ahorrar



A los 24 años de edad Grant Sabatier tenía solo 2 dólares en su cuenta bancaria, no tenía trabajo y tuvo que volver a la casa de sus padres, quienes le dieron un plazo de tres meses para irse de su casa. El joven graduado en Filosofía no lograba conseguir entrevistas de trabajo, por lo que empezó a idear cómo ganar dinero.

Cómo logró salir de bancarrota

Sabatier empezó a investigar cómo funcionaban las campañas publicitarias de Google Ads y aprendió a manejar el sistema, mediante cursos y tutoriales en internet. Luego de un tiempo el joven consiguió trabajo y en cinco años logró ahorrar  1.25 millones de dólares.

“Vivía en un apartamento miserable, tenía un auto miserable, y me pasaba casi todo el tiempo trabajando y ahorrando dinero”, contó en una entrevista para la BBC.

El joven explicó que el dinero no lo juntó solo con un trabajo de tiempo completo, indicó que durante sus horas libres hacía campañas publicitarias a varios clientes. Reveló que en una oportunidad llegó a tener 13 fuentes de ingreso diferentes. Luego de un año, Sabatier fundó su propia compañía de Marketing digital, y seis meses después inició su segunda empresa junto a dos socios.

El empresario señaló que juntó el dinero suficiente, por lo que decidió jubilarse a los 30 años de edad para dedicarse a escribir en su blog. “Estoy retirado de la vida corporativa porque no necesito dinero, puedo vivir de las rentas el resto de mi vida”, aseguró.

Libertad financiera

La libertad financiera se refiere a despojarse de la carga que representa el manejo férreo de las finanzas para satisfacer las necesidades básicas. Grant Sabatier explicó que alcanzar esa libertad le tomó cinco años, tres meses y seis días.

El joven empresario empezó a invertir sus ahorros en el año 2010, cuando el mercado no estaba pasando por “el mejor momento”; sin embargo, obtuvo grandes beneficios debido al alza sostenida que experimentaron sus inversores.

“Llegué a ahorrar el 82% de mis ingresos. Veo el ahorro como una oportunidad, no como un sacrificio. Calculé que por cada 100 dólares que ahorraba, estaba comprando seis días de libertad en el futuro”, dijo.

Alcanzar la libertad financiera también depende de emplear unos elementos básicos, para así lograr los objetivos propuestos, como por ejemplo: planificación de independencia, protección de activos o planificación del patrimonio.

Sabatier señaló que él siguió tres pasos para alcanzar su libertad financiera, entre los que destacan:

  1. Mientras más ahorras, más rápido conseguirás la independencia financiera.
  2. Toma todas las oportunidades que tengas para hacer dinero.
  3. Invierte lo que ahorras.
  • 0

La Empresa