Ingresar

La reparación de celulares seguiría mostrándose como un negocio atractivo

La reparación de celulares presenta una oportunidad de mercado La reparación de celulares presenta una oportunidad de mercado

Una empresa francesa está aprovechando esta oportunidad de mercado, que además tiene un impacto positivo en la preservación del planeta


La actual situación en materia de economía por la que atraviesa Venezuela, ha replanteado en los hogares del país las necesidades, y adquirir un teléfono nuevo no está entre ellas, debido a que los dispositivos móviles tienen precios que se salen del presupuesto de la mayría.

Cada vez más los consumidores optan por comprar teléfonos inteligentes reacondicionados o reparados, los cuales son más baratos que los nuevos, afirma un artículo de la revista Expansión, en donde se afirma que esta opción no solo contribuye a la economía de quien adquiere el producto, sino que también reduce el impacto ambiental que ocasionan los dispositivos móviles.

Y es que no solo en Venezuela es costoso adquirir estos equipos tecnológicos, países como Francia también han sido impactados con esos elevados precios. Y precisamente en ese país una compañía está aprovechando esta oportunidad de mercado. Se trata de Remade, empresa liderada por el empresario Matthieu Millet, con la cual se dedica a la reparación de teléfonos móviles, un negocio que debería progresar fuertemente en los próximos años, según varios estudios.

De acuerdo con Millet "un iPhone puede tener tres vidas, puede ser reparado dos veces. Es el producto más sólido, el que más vida operativa tiene", por lo cual no desaprovechó la oportunidad y ahora se dedica a la reparación de estos dispositivos móviles.

Para este año, Remade espera poner en el mercado 800,000 iPhone reconstruidos, a unos precios muy inferiores a los de los aparatos nuevos (-26% en el caso de un iPhone X).

"La duración de la vida de un teléfono inteligente es de al menos 5 o 6 años pero el 88% de los franceses cambian de celular pese a que el antiguo funcione todavía y sea válido", dice Erwann Fangeat, ingeniero en la Agencia de Medio Ambiente y del Control de la Energía de Francia (Ademe, por sus siglas en francés), por lo que asegura que "lo que hace Remade es algo muy bueno.

Millet, a sus 23 años compró la empresa de reparación de televisores en la que trabajaba (actualmente tiene 39 años). En 2014, se dio cuenta del filón de los iPhone reacondicionados, realizó 200,000 euros en volumen de negocio desde febrero y 23 millones de euros en el año.

En 2017, el volumen de negocio alcanzó los 130 millones de euros y sigue "en fuerte crecimiento" este año, según Millet.

La materia prima, los celulares deteriorados, se compra en grandes cantidades a operadores de telefonía en Francia y Estados Unidos. "Sabemos desmontarlo todo y montarlo todo de nuevo. El producto no solo debe funcionar, sino que debe funcionar como funcionaba cuando estaba nuevo", indicó Millet.

Además de los bolsillos, la industria de la reparación y reacondicionamiento de celulares tiene un beneficio en el medio ambiente. La construcción de un teléfono inteligente tiene un costo ambiental importante. Hay que extraer entre 95 y 225 kg de recursos naturales para construir un aparato de 300 gramos. Cada iPhone emite entre 54 y 110 kg de CO2 durante su fase de construcción, según Apple.

"No soy Greenpeace", dijo Matthieu Millet. "Pero me complace tener este modelo, saber que esto hace bien a la gente y al planeta".

Modificado por última vez enJueves, 15 Noviembre 2018 14:21
El Emprendedor

Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Inicia sesión para enviar comentarios

La Empresa