Ingresar

El poder de adaptabilidad, el rasgo sobresaliente de los emprendedores venezolanos

Los empresarios en el país han descifrado la  manera de poder sobreponerse ante las adversidades


 


En la actualidad los emprendedores venezolanos se han visto obligados a desarrollar un poder de adaptabilidad y resiliencia, debido a la crisis económica que confronta el país.

Los emprendedores venezolanos han tenido que plantear nuevas estrategias, planes, objetivos y productos que se puedan adaptar a la situación  financiera que viven los consumidores locales.

De acuerdo a un estudio realizado sobre la facilidad de adaptación de los países a los cambios en el mercado, el resultado de Venezuela llama "poderosamente" la atención, puesto que supera por más de dos puntos a Argentina y al resto de los países que formaron parte del análisis.

“En términos generales es una condición marco que puntúa entre las mejores en el ámbito iberoamericano, tan solo superada por las normas culturales y sociales y la infraestructura física”, señala el estudio. Aunque no dan ejemplos específicos, la evolución de marcas y empresas locales, así como el surgimiento de nuevos proyectos, es algo que puede verse a simple vista.

Obstáculos        

Venezuela a pesar de ser un país que presenta una amplia variedad de obstáculos para sus emprendedores, es uno de los países con gran capacidad de adaptación y flexibilidad. Los nuevos emprendimientos en el país son alternativas comunes para los ciudadanos.

En el estudio Venezuela se encuentra en la media entre los países que presentan mayores obstáculos para sus emprendedores en el mercado. El país calificó con un 4.14, lo que es común para los países con mayores dificultades.

“La mitad de los países analizados no supera el 4, mostrando las carencias evidentes y el amplio margen de mejora que tiene la región por lo que respecta a esta condición marco”, arrojo el análisis.

Poder de adaptabilidad de los venezolanos

Esta cualidad es la que diferencia a los emprendedores venezolanos del resto, su poder de adaptabilidad y flexibilidad ante las situaciones difíciles.

En Venezuela debido a los múltiples obstáculos surgidos de la crisis económica los empresarios han descifrado la  manera de poder sobreponerse ante las adversidades y continuar trabajando para ofrecer productos y servicios a los venezolanos.

Información adicional

Explican por qué los precios "están bajando" en Venezuela

La presidenta de Consecomercio indicó que 94% de los venezolanos solo pueden costear sus necesidades básicas


 


No es un secreto que Venezuela actualmente confronta una de las crisis económicas más complejas en la historia de la región, es por ello que en el país se presentan situaciones desconcertantes y que a veces son confusas tanto para el venezolano "de a pie", como para los comerciantes y empresarios.

María Carolina Uzcátegui, presidenta de Consecomercio, indicó que debido a la difícil situación económica que enfrenta el país algunos productos están “bajando de precio” debido a la disminución de la capacidad de compra de los ciudadanos.

Sin embargo, el hecho de que algunos comerciantes reducen el precio de sus productos esto no significa que los niveles en las ventas incrementen considerablemente, ni que vivamos un proceso de deflación, afirman expertos.

Poder adquisitivo de los ciudadanos

La presidenta de Consecomercio señaló que 94% de los venezolanos solo lograr costear con dificultad algunos de los gastos de sus necesidades básicas. Lo que motivó a algunos comerciantes a bajar sus precios para así lograr “vender”.

“Cómo va a avanzar un sector comercial si la gente no tiene con qué comprar, estamos en un escenario bien complejo, no podemos pagar más porque no vendemos y todo esto se debe a políticas económicas, que no permiten que la economía del país salga de esta arena movediza en la cual nos hundimos cada vez más”, dijo Uzcátegui en una entrevista para Unión Radio.

¿Qué piensan los  grandes empresarios?

 Uzcátegui señaló que los empresarios hacen un esfuerzo continuo para mantenerse en el país. Destacó que el sector comercio no necesita apoyo, si necesita un sistema financiero "que funcione". Esto se suma a toda una serie de variables que han afectado el desarrollo del comercio tradicional en Venezuela.

“Necesitamos es un sistema financiero que funcione, que podamos tener capacidad de ir a una entidad bancaria, para poder pedir créditos para reponer inventario y materia prima,  pero en las condiciones actuales no estamos en posibilidad de hacer nada”, indicó.

La representante del sector aseguró que para que la situación en el país mejore el Estado debe acudir a instancias internacionales para buscar apoyo. Señaló que de no ser así nadie se atreverá a invertir en el país.

Información adicional

¿Las empresas deberían tener mayor incidencia en la formación de los jóvenes?

Un estudio realizado por IESE Business School señaló que la mayoría de los recién graduados no cuentan con las aptitudes profesionales que buscan las compañías


 


Las entidades educativas juegan un papel indispensable en la formación profesional de los jóvenes recién graduados, puesto que estas son las que les otorgan los mayores conocimientos mediante la teoría y casos prácticos.

Sin embargo, un estudio realizad por IESE Business School reveló que 72% de las grandes empresas tienen dificultades para cubrir los puestos de trabajo que ofrecen, porque los jóvenes no cuentan con las aptitudes profesionales para ocupar las vacantes laborales al salir de la universidad.

Las empresas que participaron en el estudio señalaron que los jóvenes carecen de algunos conocimientos, competencias y actitudes que son requisito indispensable para formar parte de sus plantillas.

¿Dónde está "el problema"?

El surgimiento de nuevas tecnologías es predominante en el mundo laboral, puesto que las grandes compañías las adoptan para facilitar, en parte, algunas de sus tareas y esto requiere que los empleados conozcan su funcionamiento.

Sin embargo, los respondientes detectaron que las mayores brechas entre la formación de los jóvenes y los puestos que ofrecen precisamente en el conocimiento de esas nuevas tecnologías, donde el 68% de las 53 compañías encuestadas, no encuentran candidatos.

Otras dificultades que presentan los recién graduados son el dominio de otros idiomas y la capacidad de trabajo en equipo.

El rol de las empresas en la educación

Las empresas en el estudio coincidieron en que estas fallas podría ser parte del sistema educativo actual el cual se enfoca en mayor medida en la teoría y menos en la práctica profesional.

Es por ello que muchos consideran que deberían tener mayor incidencia en la formación de los jóvenes en el campo profesional, para así evitar y corregir estos errores.

Geoffrey James, especialista mundial en ventas, considera que mientras más temprano se comience a trabajar, mayores serán las oportunidades de alcanzar el éxito, a la vez que asegura que la educación universitaria está perdiendo su valor en cuanto al desempeño empresarial de los estudiantes.

Aunque los tiempos de cada persona puedan variar significativamente, la realidad es que James considera que la edad ideal para emprender se encontraría a inicios de los 20, con muchos emprendiendo sin haber concluido la educación superior.

Información adicional

  • Publicado en Gerencia

Por qué a las empresas se les dificulta conseguir profesionales en marketing digital

El mercado laboral ofrece múltiples oportunidades laborales en el área de mercadotecnia; sin embargo, existe una carencia de profesionales en esta especialidad


La presencia de especialistas en marketing digital se ha convertido en un puesto de trabajo indispensable en une empresa, puesto que estas personas son quienes se encargan de todo lo relacionado con la publicidad, imagen y posicionamiento de la empresa.

Sin embargo, fue hasta 2018 cuando las empresas consideraron integrar a especialistas en el tema dentro de su plantilla laboral, tanto así que hubo un incremento de 30% en el número de contrataciones de profesionales en mercadotecnia online, según el Estudio de Remuneración 2018-2019 de Michael Page.

“Esto fue claramente una tendencia para la industria, ya que no solo las agencias de publicidad tuvieron un repunte, sino que el crecimiento también se vivió a nivel corporativo. Los canales online se están masificando y las compañías entendieron que necesitan personas expertas en atender a los clientes y desarrollar nuevas estrategias digitales”, explicó João Nunes, director ejecutivo para Michael Page México y Centroamérica.

Pese a las oportunidades en el mercado laboral para los especialistas en marketing, para las empresas no ha sido sencillo conseguir al personal calificado para el puesto de trabajo. Debido a la falta de mercadológos o comunicados especializados en temas digitales, las compañías se han visto en la necesidad de cubrir esas vacantes con otro tipo de profesionales.

Eva González, profesora del Departamento de Mercadotecnia y Análisis de la EGADE Business School, asegura que la responsabilidad de formar profesionales aptos para competir en un mercado cambiante es tanto de las empresas, como de la misma academia.

“La industria evoluciona, por lo tanto las universidades tienen que modernizarse. Modificar los planes de estudio, generar alianzas con empresas y capacitar al equipo docente son algunas de las acciones que deben realizarse al interior de las escuelas”, detalló.

Es por ello que las empresas cumplen un papel fundamental en la formación de los nuevos talentos, pues son ellas quienes les otorgan los profesionales jóvenes las herramientas con las que podrán desarrollar las habilidades adquiridas durante su formación académica.

Mediante alianzas con universidades o institutos que ofrezcan este tipo de carreras, las empresas podrán cultivar profesionales que se formarán en esta área y serán el personal capacitado que tanto necesitan, puesto que serán ellos quienes garantizarán que los productos o servicios que ofrece la compañías se vendan, y es que en un mundo tan globalizado es indispensable de un profesional en cualquier área digital.

Información adicional

Empresas comienzan a capitalizar la "cultura de la prisa" de los Millennial

La industria informática y de la tecnología podría haber sido la primera en implementar el estilo de vida “obsesionado con el trabajo”



La generación Millennial se caracteriza por poseer una cultura de “no detenerse y celebrar el ajetreo del trabajo”. Una cultura obsesionada con el esfuerzo, incansablemente positiva, con poco sentido del humor y sumamente enfocada en lo que hacen.

Es por estas características que algunas marcas o empresas sacan provecho y ven oportunidades de negocios en la obsesión de los millennials por el trabajo y esfuerzo, los cuales al parecer nunca son suficientes.

Empresas como WeWork que ofrecen en sus instalaciones cómodos lugares para que los trabajadores Free Lance utilicen sus instalaciones para trabajar durante horas. En el lugar se observan afiches y carteles con frases como “Haz lo que amas”, “Trabaja más duro” o “No te detengas cuando estés cansado, detente cuando acabes”.

Rise and grind” (levántate y esfuérzate), es el tema de una campaña publicitaria de Nike y el título del libro de uno de los empresarios inversores de Negociando con tiburones (Shark Tank). Las empresas o marcas de alguna manera promueven el esfuerzo incansable y agotador de los millennials con la finalidad de vender productos o servicios.

WeWork tiene oficinas en 27 países y 400.000 inquilinos, entre ellos un tercio de las compañías en la lista Global Fortune 500. Esta empresa de co working logró exportar el concepto de que la adicción al trabajo es algo positivo.

El lado negativo

“La mayoría de las personas que promueven la obsesión con el trabajo no son quienes realizan ese trabajo”, dijo David Heinemeier Hansson, cofundador de la empresa de software Basecamp y autor del libro It Doesn’t Have to Be Crazy at Work.

Hansson explicó que pasar muchas horas en el trabajo no mejora ni la productividad ni la creatividad; sin embargo, representaría la justificación de la riqueza de aquellas personas que son dueños de las compañías que promueven esa filosofía de vida.

Inicio de esta cultura

La industria informática y de la tecnología podría haber sido la primera en implementar este “estilo de vida” cuando empresas como Google ofrecieron a sus empleados alimentación, sesiones de masajes y visitas médicas en las instalaciones de sus oficinas.

Las empresas pretendían que con estos beneficios captar al mejor talento humano y mantenerlos el mayor tiempo posible en sus escritorios trabajando.

Información adicional

La Empresa