Ingresar

El exprisionero sirio que triunfó como empresario en Uruguay

Ahmed Ahjam, exprisionero del centro de detención de Guantánamo Ahmed Ahjam, exprisionero del centro de detención de Guantánamo

El exprisionero sirio Ahmed Ahjam logró crear su propia tienda de gastronomía árabe en el país sudamericano luego de 12 años recluido


 

Como lo reseñamos en el pasado, el mercado laboral estaría comenzando a cerrarse debido al nacimiento de nuevas formas de trabajo, por lo que muchos expertos sugieren la reinserción laboral de exconvictos reformados como un método efectivo de agilizar el desarrollo económico y social. Sin embargo, no todos se conformarían con buscar un empleo, sino que muchos tienen el deseo de emprender por sí solos.

Un ejemplo que ha ganado popularidad en las últimas semanas es la del sirio Ahmed Ahjam, exprisionero del centro de detención de Guantánamo, Cuba (jurisdicción de Estados Unidos), quien luego de 12 años recluido fue transferido a Uruguay donde montó su propia tienda de gastronomía árabe.

Ahmed fue encarcelado por el gobierno de Estados Unidos luego de que se le ligara con distintas acciones terroristas llevadas a cabo por el grupo Al-Qaeda en la montaña Tora Bora. Las autoridades pakistaníes lo capturaron luego de un bombardeo y lo enviaron al país americano para que cumpliera su sentencia.

Luego de varios años en los que nunca se pudo comprobar dicha interacción entre varios prisioneros y el grupo terrorista, el gobierno estadounidense realizó un pacto con Uruguay para intercambiar a este grupo por ayuda económica. El objetivo del gobierno uruguayo era lograr la inserción social de estos exprisioneros.

Fue así que Ahmed tomó la decisión de quedarse en el país y adaptarse a la nueva oportunidad que se le estaba ofreciendo, por lo que se ubicó en el mercado agrícola de Montevideo, y montó su propia tienda de gastronomía árabe.

Esta fue únicamente la materialización de la nueva vida de Ahmed, ya que él vendía sus productos a través de redes sociales como Facebook, donde ya tenía una base de seguidores por la gastronomía que comercializaba. Esto, en conjunto con su historia de superación, ha hecho que su tienda sea considerada como un “éxito” en la capital uruguaya.

"Estoy cumpliendo un sueño. Es muy importante en mi nueva vida. Agradezco mucho a los uruguayos que están cerca de mí. Voy a trabajar mucho", habría afirmado Ahmed en una breve sesión de preguntas realizadas por periodistas el día de la inauguración de su local en el mercado agrícola.

Ahmed no fue el único exprisionero de Guantánamo en llegar a Uruguay, pero sí fue de los pocos en completar un proceso de reinserción social, creando así su emprendimiento. Uno de los casos más notables de los que no lograron esto fue el de Jihad Diyab, quien abandonó el país, y estaría envuelto en nuevas polémicas.

Como lo admite el mismo documento publicado por el gobierno estadounidense, los datos oficiales incluirían diferentes afirmaciones que no han podido ser confirmadas, por lo que es imposible determinar si el pasado criminal de Ahmed es verídico. Aun así, se trata de una historia de reinserción social como pocas.

El Emprendedor

Somos el primer periódico venezolano de Emprendimiento e Innovación, que inspira, informa y motiva el desarrollo empresarial.

Sitio Web: www.periodicoelemprendedor.com
Inicia sesión para enviar comentarios

La Empresa

Términos de Uso