Ingresar

Los gerentes que escuchan a sus empleados desarrollan exitosamente más proyectos

Los motivos por los que los gerentes no escuchan a sus empleados es la falta de poder, y la visión a corto plazo Los motivos por los que los gerentes no escuchan a sus empleados es la falta de poder, y la visión a corto plazo

Un estudio de Harvard Business Review indica que la mayoría de las veces los gerentes omiten las ideas de su equipo de trabajo


El capital humano de una organización es parte fundamental de la misma, es quien se encarga de ejecutar las ideas de los altos cargos, y en muchos casos, incluso de crearlas desde cero.

A pesar de esto, en todo el mundo es común ver casos de equipos de trabajo que no tienen la capacidad de ser “escuchados” por sus superiores, es decir, a pesar de vociferar y emitir opiniones (basadas en el día a día y en un trabajo organizativo constante) la alta gerencia no toma en cuenta estos comentarios.

La mayor limitante organizacional

Harvard Businesss Review publicó un estudio cuya muestra estaba ubicada en Estados Unidos. Demostró que, la mayoría de las veces, los gerentes omiten las ideas propuestas por su equipo de trabajo. Esto genera frustración en los integrantes, ya que ellos son los que mejor saben las debilidades y las fortalezas de las funciones que se desarrollan para lograr el éxito en la planificación del proyecto.

Sucede con mayor frecuencia en los gerentes que están encargados de coordinar actividades por departamento, y que están subordinados a la alta gerencia, encargada de planificar a largo plazo. Sin embargo, parecen omitir lo que se ha propuesto para un futuro, y se centran las resoluciones a corto plazo.  

Lo ideal es que las fases del proyecto se vayan cumpliendo desde lo esencial, desde los objetivos a corto plazo, pero sin olvidar que  deben estar enfocadas en los objetivos futuros.

El resultado de ignorar las propuestas de los integrantes del equipo es que se sientan cohibidos de expresarse y de hacer valiosos aportes para el desarrollo exitoso de la organización.

Aprendiendo de la cultura laboral japonesa

En Japón la cultura laboral es diferente, sin embargo, tienen en común con los países de occidente que tampoco practican la escucha activa con los empleados. De acuerdo a un artículo publicado en BBC News, en el área laboral japonesa el ‘’feedback’’ positivo se usa muy poco, de hecho dentro de su lenguaje no existe ninguna palabra que asuma ese significado.

Un término muy utilizado es nomikai, para referirse a las salidas informales con los jefes y los empleados hasta altas horas de la noche, es en estos momentos donde se puede producir el intercambio de ideas sobre las funciones en los proyectos.

¿Cuál es la correcta comunicación entre gerente y empleador?

Chris Dede, profesor de Tecnologías de Aprendizaje en la Escuela de Graduados de Educación de Harvard, afirma en un artículo realizado en el Harvard Graduate School of Education, que debido al avance de las herramientas tecnológicas para la comunicación en la oficina no es obligatorio el ‘’face to face’’, así que es posible llevar el proceso comunicativo por este medio. Un ejemplo sería los grupos de Whatsapp o Telegram que facilitan la comunicación del equipo.

Por otra parte, Leigh Richards, autora de libros de ciencia ficción en el artículo What Does Effective Communication in Organizations Involve? enfatiza en la importancia de mantener una comunicación efectiva dentro de la organización, resaltando como punto fundamental la comprensión de las herramientas, habilidades y medidas comunicativas entre los empleados en diferentes niveles dentro de una empresa.

Cuando los empleados se sienten excluidos esto lo demostrarán al público, la razón es que se sienten descontentos desde sus puestos de trabajo, lo que resulta que la marca tenga una mala imagen ante la audiencia.

El Emprendedor

Somos el primer periódico venezolano de Emprendimiento e Innovación, que inspira, informa y motiva el desarrollo empresarial.

Sitio Web: www.periodicoelemprendedor.com
Inicia sesión para enviar comentarios

La Empresa