Advertencia
  • JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 147
Ingresar

Microinfluencer: un posible nuevo negocio en Venezuela

  • Escrito por 
  • Publicado en Dinero

Aunque muchos decidan ser microinfluenciadores por cuestiones de tiempo e inversión, otros lo hacen porque es la forma más rentable de ser un influenciador tradicional


Con el creciente reinado de las redes sociales como forma para incentivar las ventas y aumentar el engagement de las marcas, ha surgido la figura de los influenciadores. Estas son figuras públicas que generan contenido web, pero que además publicitan marcas como forma de generar ingresos.

Se trata de un modelo exitoso porque para convertirse en influencer no solo hay que tener grandes cantidades de seguidores, sino que estos tienen que ser de constante interacción con la persona. Las marcas han visto un gran beneficio en esta conexión afectiva, ya que no solo hace que sus ofertas lleguen a millones de personas, sino que estas, por confianza hacia el influenciador, son más propensas a comprar.

Sin embargo, conseguir cientos de miles, incluso millones, de seguidores no es un trabajo sencillo, ni de un día para otro. El mismo requiere ensayo y error durante muchos años para que se alcance el éxito. Sin embargo, ¿qué puede hacerse cuando se quiere generar ingresos a través de redes sociales y existe un interés en las mismas, pero se sabe que tener millones de seguidores puede tomar demasiado tiempo? La respuesta radica en los microinfluencers.

Los microinfluencers, al igual que la otra versión de influenciadores, son personas que utilizan las redes sociales para generar contenido y publicitar marcas, la diferencia es que estos lo hacen a través de audiencias más pequeñas, y mucho más especializadas en sectores.

¿Cuántos seguidores se necesitan?

Una de las cifras promedio para convertirse en un influenciador propiamente dicho es cercano al millón de seguidores. Se trata de personas realmente reconocidas en su región, y que tienen un alcance y un engagement alto con sus seguidores.

En el caso de los microinfluenciadores, pueden ir desde los 5 mil hasta los 100 mil seguidores. Se trata de personas con mucho menos alcance que sus contrapartes, sin embargo, tienen un engagement mayor con su audiencia. Se trata de una figura pública con un poder de conversión más alto.

Esto no quiere decir que se debe elegir a un tipo de influenciador por encima de los otros solo por esto, ya que cada uno cumple una labor distinta en el ámbito de los negocios. Unos tienen un alcance mucho mayor, pero otros puede convencer más fácilmente a sus seguidores, es por eso que la mayoría de las empresas los utiliza a ambos.

El mercado de los influenciadores ha crecido bastante en los últimos años siendo muy competitivo en todo el mundo. En Venezuela todavía se trata de un mercado en “periodo de prueba”. En el caso de Instagram, el mismo ha sido prácticamente monopolizado por 3 figuras: Marco Pérez (markomusica), Javier Romero (javierhalamadrid) y Dereck Hugo. En redes como Twitter, los influenciadores son principalmente los medios de prensa o políticos, lo que tiene un manejo completamente al del influenciador tradicional.

Sin embargo, el mercado de los microinfluenciadores es uno mucho menos explotado en el país, y por ende con mayores oportunidades para la incursión. Los microinfluenciadores venezolanos han sido utilizados principalmente por pequeñas empresas que buscan promocionarse a precios menores.

En muchos casos, ni siquiera se recurre al dinero, sino a intercambios entre la marca y el influenciador. Enseñar a las empresas a detectar a estas personalidades puede ser un objetivo importante a cumplirse, ya que favorecería mucho más la exposición de la pequeña empresa nacional.

Lamentablemente, al igual que muchas cotizaciones en el mundo de la publicidad, el precio promedio por publicación no existe, ni tampoco existe una tabla general donde pueda consultarse el precio de una campaña de marketing de influenciadores. En el caso de influenciadores tradicionales se presume que cobrarían cerca de  250 dólares por publicación. Un microinfluenciadores cobraría alrededor de la mitad de esta cifra.

Aunque muchos decidan ser microinfluenciadores por cuestiones de tiempo e inversión, otros lo hacen porque es la forma más rentable de ser un influenciador tradicional. Lo que buscan es enfocarse en nichos específicos antes de expandirse y convertirse en generadores de contenidos para las masas. Para muchos esta es solo una etapa del camino.

Somos el primer periódico venezolano de Emprendimiento e Innovación, que inspira, informa y motiva el desarrollo empresarial.

Sitio Web: www.periodicoelemprendedor.com
Inicia sesión para enviar comentarios

La Empresa