Ingresar

La hiperinflación cambió permanentemente el manejo de las finanzas de los venezolanos

Rodrigo Zeidan, profesor en la Universidad de Nueva York en Shanghái Rodrigo Zeidan, profesor en la Universidad de Nueva York en Shanghái

Así lo afirma el economista Rodrigo Zeidan, quien explica que el manejo de las finanzas en forma de “supervivencia” se mantendrá por varias generaciones


En unos meses se cumplirá el primer aniversario de la entrada oficial de Venezuela en un periodo hiperinflacionario, fenómeno económico poco común que solo se ha presentado en los países donde no existe ningún tipo de control sobre las variables macroeconómicas que lo rigen, o confianza en los entes reguladores.

Aunque se afirme que los venezolanos se han "acostumbrado" a la situación actual debido a que forma parte de su día a día, de acuerdo a Rodrigo Zeidan, profesor en la Universidad de Nueva York en Shanghái y autor del libro “Economics of Global Business”, no se trata de algo de costumbre, sino de una transformación permanente.

La experiencia hiperinflacionaria de Zeidan

A diferencia de muchos economistas que hablan sobre fenómenos hiperinflacionarios desde la óptica de la literatura, Zeidan lo hace desde un punto de vista práctico y de experiencia, ya que durante su niñez vivió la hiperinflación que se dio en Brasil entre los años 1989 y 1994, caracterizada por un incremento mensual de 83% en los precios (2,02% diarios).

En su artículo, publicado por The New York Times, Zeidan explica que cuando "los precios suben más del 10 por ciento cada mes, si no gastas el dinero que tienes en el bolsillo, lo pierdes. Ahora me alegra encontrar un billete arrugado y olvidado en unos pantalones, pero cuando vivía en la hiperinflación me habría dado de golpes por no haberlo gastado".

Los efectos en el manejo de las finanzas

Aunque parezca algo normal debido a que en nuestro país se presentó una inflación de 223% durante el mes de agosto (más del doble de lo vivido por Zeidan), el economista afirma que la hiperinflación siempre generará dos cambios en el manejo de las finanzas: el cortoplacismo y el ultraconservadurismo.

Afirma que las personas llevarán a cabo una serie de hábitos poco saludables en cuanto al manejo de las finanzas (que se hará claro una vez se salga de la situación de declive). Los ciudadanos serán propensos a gastar de manera inmediata, sin tener reparos por el ahorro, o guardarán todo su dinero y vivirán en condiciones poco favorables, algo que se mantendrá a lo largo de toda la generación (incluso varias generaciones).

Pone como caso a Alemania donde, a pesar de haber superado la hiperinflación hace casi un siglo, las personas todavía sienten un miedo recurrente a que la economía sufra un revés de esa naturaleza, catalogando la situación como algo incluso más preocupante que contraer una enfermedad potencialmente mortal como el cáncer.

Aunque no exista ningún tipo de recomendaciones sobre cómo lidiar con esta situación, Zeidan da a entender que brindar educación en el área es vital para que los ciudadanos puedan tener un manejo financiero relativamente adaptado a variables económicas mucho más estables. La misma debe brindarse incluso a los educadores, ya que estos también padecieron la crisis y pueden tener una visión sesgada sobre la economía.

"En algún momento el coco de la hiperinflación desaparecerá; sin embargo, la experiencia de haber tenido que lidiar con ese demonio dejará cicatrices perdurables que se manifestarán en el comportamiento financiero de los venezolanos por varias generaciones", concluye Zeidan en su artículo publicado en el medio estadounidense.

El Emprendedor

Somos el primer periódico venezolano de Emprendimiento e Innovación, que inspira, informa y motiva el desarrollo empresarial.

Sitio Web: www.periodicoelemprendedor.com
Inicia sesión para enviar comentarios

La Empresa