Ingresar

¿El proteccionismo puede ser positivo para la economía?

¿El proteccionismo puede ser positivo para la economía? ¿El proteccionismo puede ser positivo para la economía?

Brasil fue uno de los mayores casos de éxito en la aplicación de políticas proteccionistas con un incremento significativo en la producción nacional


Desde hace varios meses que el tema del proteccionismo ha rondado el planeta debido a la guerra comercial desatada por Donald Trump en la que, con su misión de incrementar los empleos y la producción nacional, se estaría teniendo como pilar al aumento de los aranceles de importación. ¿Lo más interesante de esto? Estaría teniendo efectos positivos.

Uno de los ejemplos más claros del funcionamiento de este tipo de políticas comerciales es Brasil, que desde mediados del siglo pasado comenzó a implementar políticas altamente proteccionistas, y logró convertirse en una de las economías más importantes del mundo. Se trata de un caso que puede enseñar cómo aplicar estas medidas de manera adecuada.

¿Cómo lo logró el gobierno de Brasil?

En un reciente reportaje de la BBC en el que consultaron a distintos expertos en materia económica, se afirmó que Brasil creó una serie de políticas que incrementaban de gran manera los impuestos de importación, ubicando al país en los últimos lugares del índice de "libertad comercial" de la Heritage Foundation. Esto hacía que importar fuera poco rentable debido a los altos aranceles, lo que incentivó a los productores nacionales a cubrir la demanda.

Aunque Brasil ya ha comenzado a salir de ese esquema (dio los primeros pasos en la década de los 90), la realidad es que todavía mantendría impuestos que superan los 3 dígitos en algunos productos terminados como pueden serlo los vehículos de gran tamaño, o equipos tecnológicos de marcas como Apple.

¿Aplicable para cualquier país?

Sin embargo, es importante destacar que esta estrategia no siempre tiene potencial para funcionar, principalmente porque no solo se dependerá del buen desarrollo de políticas comerciales que realmente incentiven la producción nacional, sino también de la capacidad y los patrones que siga el consumidor local.

Esto último es vital debido a que si las empresas perciben que no tiene sentido adentrarse en un mercado con dificultades, porque simplemente no existe el consumo necesario para ser rentable, lo ignorarán por completo y mermará tanto la competitividad como la producción. El caso de Brasil es único debido a que posee un mercado de 200 millones de consumidores.

¿El caso actual de Venezuela?

Aunque actualmente quien esté liderando el proteccionismo en el mundo sea Estados Unidos (de la mano de Donald Trump), la realidad es que esta siempre ha sido una idea arraigada a los políticos latinoamericanos. Uno de los países que más se ha aferrado al proteccionismo es Venezuela, sin embargo, este no es el caso de la actualidad.

El gobierno local no ha buscado activamente alejarse del libre comercio sino que, por actitudes polémicas nuestro país, ha sido expulsado de la mayoría de los entes de cooperación económica y comercial. Es por eso que en los últimos años el gobierno ha creado una serie de leyes de apertura comercial como un último recurso para poder financiarse y abastecer el mercado nacional, algo que incluso ha traído entredichos entre sus propios seguidores.

Aunque el proteccionismo siga siendo una de las políticas de estado más controversiales del mundo, principalmente porque destruye la competencia real y limita la producción, es posible que de aplicarse de manera adecuada, y en el contexto idóneo, pueda traer una serie de beneficios que no serían posibles de alcanzar de la mano del libre comercio.

El Emprendedor

Somos el primer periódico venezolano de Emprendimiento e Innovación, que inspira, informa y motiva el desarrollo empresarial.

Sitio Web: www.periodicoelemprendedor.com
Inicia sesión para enviar comentarios

La Empresa

Términos de Uso