Advertencia
  • JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 147
Ingresar

Empresas comienzan a capitalizar la "cultura de la prisa" de los Millennial

  • Escrito por 
  • Publicado en Motivación
La "cultura de la prisa" tendría una responsabilidad directa en el Síndrome Burnout La "cultura de la prisa" tendría una responsabilidad directa en el Síndrome Burnout

La industria informática y de la tecnología podría haber sido la primera en implementar el estilo de vida “obsesionado con el trabajo”



La generación Millennial se caracteriza por poseer una cultura de “no detenerse y celebrar el ajetreo del trabajo”. Una cultura obsesionada con el esfuerzo, incansablemente positiva, con poco sentido del humor y sumamente enfocada en lo que hacen.

Es por estas características que algunas marcas o empresas sacan provecho y ven oportunidades de negocios en la obsesión de los millennials por el trabajo y esfuerzo, los cuales al parecer nunca son suficientes.

Empresas como WeWork que ofrecen en sus instalaciones cómodos lugares para que los trabajadores Free Lance utilicen sus instalaciones para trabajar durante horas. En el lugar se observan afiches y carteles con frases como “Haz lo que amas”, “Trabaja más duro” o “No te detengas cuando estés cansado, detente cuando acabes”.

Rise and grind” (levántate y esfuérzate), es el tema de una campaña publicitaria de Nike y el título del libro de uno de los empresarios inversores de Negociando con tiburones (Shark Tank). Las empresas o marcas de alguna manera promueven el esfuerzo incansable y agotador de los millennials con la finalidad de vender productos o servicios.

WeWork tiene oficinas en 27 países y 400.000 inquilinos, entre ellos un tercio de las compañías en la lista Global Fortune 500. Esta empresa de co working logró exportar el concepto de que la adicción al trabajo es algo positivo.

El lado negativo

“La mayoría de las personas que promueven la obsesión con el trabajo no son quienes realizan ese trabajo”, dijo David Heinemeier Hansson, cofundador de la empresa de software Basecamp y autor del libro It Doesn’t Have to Be Crazy at Work.

Hansson explicó que pasar muchas horas en el trabajo no mejora ni la productividad ni la creatividad; sin embargo, representaría la justificación de la riqueza de aquellas personas que son dueños de las compañías que promueven esa filosofía de vida.

Inicio de esta cultura

La industria informática y de la tecnología podría haber sido la primera en implementar este “estilo de vida” cuando empresas como Google ofrecieron a sus empleados alimentación, sesiones de masajes y visitas médicas en las instalaciones de sus oficinas.

Las empresas pretendían que con estos beneficios captar al mejor talento humano y mantenerlos el mayor tiempo posible en sus escritorios trabajando.

Modificado por última vez enViernes, 08 Febrero 2019 12:59

Somos el primer periódico venezolano de Emprendimiento e Innovación, que inspira, informa y motiva el desarrollo empresarial.

Sitio Web: www.periodicoelemprendedor.com
Inicia sesión para enviar comentarios

La Empresa