Ingresar

El mejor método para elogiar el trabajo de un empleado

La psicóloga de la Universidad de Stanford, Carol Dweck, publicó hace años un estudio que muchos gerentes han ignorado, sobre la mejor forma de elogiar a un empleado


Elogiar el trabajo o las labores que cumple un empleado es algo que genera opiniones encontradas. Muchos asumen que se trata de algo innecesario ya que a esta persona se le paga por hacer las cosas bien, mientras que otros aseguran que no se trata realmente de alabar el trabajo, sino de mejorar el mismo a futuro.

Se piense como se piense, es casi indudable que alabar las cosas buenas que hacen los empleados mejora la productividad de los mismos y por ende, la generación de ingresos de la empresa. Esto se debe a que los mismos se sienten motivados, emocionados e inspirados.

Sin embargo, uno de los problemas que nacen al momento de elogiar a un empleado por un trabajo bien hecho es de qué manera se debe hacer esto. Con esto en mente, la psicóloga de la Universidad de Stanford, Carol Dweck, publicó hace años un estudio que muchos gerentes han ignorado, y que revela la mejor manera de elogiar el trabajo de los subordinados.

El problema

Para esto, Dweck divide en 2 la forma de pensar de la sociedad: quienes piensan que la inteligencia y las habilidades vienen de nacimiento y no se desarrollan con el tiempo; y quienes aseguran que para avanzar verdaderamente en la vida se requiere de trabajo duro, no importa cuán bueno se sea en algo.

Explica que quienes funcionan según el primer modelo de pensamiento desarrollan un fuerte temor hacia la innovación y al esfuerzo, ya que sienten que si fallan en algo es porque no son inteligentes, hábiles, etc., o que simplemente "no nacieron" para desempeñarse en un trabajo específico.

Esto obliga a que, ante cada error, las personas pierdan la motivación ya que aseguran que no van a mejorar en lo que están haciendo. Esto no es un error que viene solamente desde la crianza, sino que muchas empresas desarrollan en sus empleados a lo largo del tiempo.

El método

Es por eso que Dweck asegura que la mejor forma de elogiar a un empleado no es simplemente a través de los resultados, o las habilidades innatas del mismo, sino a través del esfuerzo y los procedimientos. Aunque pueda parecer algo intuitivo, muchos empleadores se enfocan meramente en lo logrado, y no en cómo se logra.

Afincándose en elogiar los procedimientos y el esfuerzo, un gerente puede asegurarse de que sus trabajadores se mantengan comprometidos con la empresa, siendo capaces de generar soluciones innovadoras a los problemas, teniendo mayor confianza en su líder, y teniendo todos los sentidos agudos ante los posibles problemas que enfrente la compañía.

No significa que un empleador no deba estar al tanto de la importancia de los buenos resultados, ya que son estos los que sacan adelante a las empresas, pero si es importante mantener motivados a los empleados a través de este tipo de elogios, ya que tener una nómina poco comprometida es una de las formas más comunes de llevar un negocio al fracaso.

Modificado por última vez enViernes, 07 Julio 2017 11:36
El Emprendedor

Somos el primer periódico venezolano de Emprendimiento e Innovación, que inspira, informa y motiva el desarrollo empresarial.

Sitio Web: www.periodicoelemprendedor.com
Inicia sesión para enviar comentarios

La Empresa