Logo
Imprimir esta página

¿Qué otra solución podría aliviar la crisis de efectivo?

¿Qué otra solución podría aliviar la crisis de efectivo? ¿Qué otra solución podría aliviar la crisis de efectivo?

De acuerdo al economista Ronald Balza, una estrategia como la que se llevó a cabo con los “Tinoquitos” sería más adecuada que un nuevo cono monetario


Desde los últimos meses del año pasado, Venezuela ha enfrentado un problema sin precedentes: escasez de efectivo. Aunque por mucho tiempo uno de los problemas de la economía era la sobreimpresión de billetes (dinero inorgánico), de un momento al otro esta situación se dio vuelta y en el país se vivió una de las etapas de falta de papel moneda más importante de los últimos años.

Luego de varios meses, el gobierno anunció que se viviría un proceso de reconversión monetaria, y que esta se llevaría a cabo este 4 de junio. Sin embargo, como muchos previeron que ocurriría, la falta de pruebas con las nuevas piezas (que se estaría dando porque las mismas nunca llegaron al país) obligó a que se pospusiera la medida, y haciendo que todo aquel que acudió al banco para deshacerse del cono monetario "anterior", se viera más afectado por la escasez de billetes.

¿Otra posible solución?

Durante una entrevista con Unión Radio, el economista de la UCAB Ronald Balza, afirmó que uno de los grandes errores que se estarían cometiendo con el manejo del papel moneda en nuestro país es precisamente la calidad de los billetes.

De acuerdo al experto, estos billetes serían de una calidad muy alta, lo que no solo significa que son una inversión demasiado alta en un momento de coyuntura como el que vivimos actualmente, sino que los mismos no pueden producirse en Venezuela, disminuyendo la velocidad con la que llegan al país y se integran a la economía, agravando la crisis.

Es por eso que el economista sugiere otra solución: el lanzamiento de billetes más “baratos”.

Aunque su propuesta inicia por no aplicar el nuevo cono monetario, ya que el mismo perderá el 90% de su valor para finales de este año, si implica la expansión del cono monetario "anterior" pero con billetes de menor calidad, con los que no solo afirma que podrían ahorrarse grandes costos hasta que se resuelvan los verdaderos problemas económicos, sino que haría que la escasez de efectivo deje de ser un problema, y dejen de ser valorados como un producto.

Balza recuerda que entre 1988 y 1989 Venezuela atravesó una crisis monetaria, similar a la que vivimos actualmente con los billetes, en la que el alza de los precios del níquel (componente principal de las monedas) llevó a que no fuera rentable la fabricación de estos instrumentos, por lo que dejaron de circular en el territorio nacional.

Fue por eso que surgieron los popularmente conocidos “Tinoquitos”, billetes de 1 y 2 bolívares utilizados como cambio para transacciones menores. Los mismos eran de baja calidad, fabricados con un papel similar al bond, y de un tamaño mucho más pequeño que los billetes tradicionales. Los mismos llevaban todos los sellos y herramientas de protección impresas por el Banco Central.

Una de las propuestas de Balza es aplicar precisamente esta estrategia, con la que puede expandirse el cono monetario tanto como sea necesario, sin obligar a realizar grandes pagos a entidades internacionales para que impriman billetes, y agilizando el proceso de adaptarlos al sistema financiero nacional, atacando así dos problemas al mismo tiempo.

Es importante recordar que, como lo reitera el economista, la creación de un nuevo cono monetario, o la expansión del actual, no es una solución a los problemas económicos que vive Venezuela, sino simplemente una estrategia para simplificar el proceso de compra de los venezolanos.

El Emprendedor

Somos el primer periódico venezolano de Emprendimiento e Innovación, que inspira, informa y motiva el desarrollo empresarial.

Sitio Web: www.periodicoelemprendedor.com
Copyright ©2017 Vaia Solutions, C.A. Todos los derechos reservados.