Advertencia
  • JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 147
Ingresar

¿Qué significaría llevar a cabo una unificación cambiaria?

  • Escrito por 
  • Publicado en Dolar

Por primera vez se está hablando de forma oficial sobre la unificación cambiaria, y la posible eliminación de estos controles, pero ¿Qué significaría esto para la economía?


Con la instauración de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), y sus respectivos equipos de trabajo en el área económica, han comenzado a surgir una serie de opiniones contrariadas entre lo que debe hacerse con el control cambiario en Venezuela. Mientras que algunos aseguran que se trata de algo que debe ser eliminado, otros aseguran que la medida debe permanecer.

A pesar de que se trata de un tema que se ha discutido desde hace tiempo, en el ámbito político oficial, parece que siempre ha estado de trasfondo. Sin embargo, con estas recientes intervenciones, como la de Óscar Schémel, parece que el tema está comenzando a ganar la atención principal en cuanto a la economía nacional se refiere.

Esto se ve demostrado en que tan solo esta semana, varios constituyentes ya han vociferado de forma publica la necesidad de alcanzar, cuando menos, la unificación cambiaria, logrando que por primera vez se esté hablando del tema más allá de rumores y especulaciones.

Sin embargo, esto deriva en la cuestión de si es momento de llevar a cabo una unificación cambiaria, la eliminación por completo de este tipo de control, o si debe mantenerse el mismo a pesar de que economistas de ambos bandos aseguren de que se trata de una medida que fomenta la corrupción.

Como se sabe, actualmente en Venezuela existen 3 tipos de cambio. El Dipro, que tiene un valor de 10 Bs por cada dólar; el Dicom, un sistema de bandas donde cada dólar estaría oscilando los 2 mil y 3 mil bolívares (aunque se asegura que algunas subastes estarían alcanzando los 9mil bs); y finalmente el dólar paralelo, que actualmente supera los 18 mil bs.

Se trata de tres tipos de cambio con diferencias abismales de precio entre cada uno, principalmente el Dipro, con el cual economistas estiman que se trabaja cerca del 80% de las importaciones. Se trata de un cambio que aseguran no tiene fundamentos y que es uno de los grandes responsables de la inflación, la corrupción y la escasez de dólares en el país.

Por otra parte, el sistema Dicom se adapta mucho más a la tradicional oferta y demanda, sin embargo, la poca oferta estaría obligando a que la venta de dólares se vea limitada solo a las empresas que forman parte de los principales motores productivos del país. Esto está contemplado en el mecanismo de contingencia que se ha aplicado en más de 7 subastas.

Según diferentes economistas, esta disparidad, y limitaciones a la oferta de dólares, es lo que está causando el incremento en el precio del dólar paralelo, divisa que tiene un gran impacto en la economía nacional, y que está obligando a que cada vez sea más complejo hacer vida en el país.

¿Debe eliminarse el control o unificarse los precios?

Algunos aseguran que en cuanto a la unificación cambiaria es algo que ya se está danto de manera inercial ya que, si bien no se ha anunciado de forma oficial, cada medida gubernamental lleva a que este fin comience a darse. Sin embargo, aseguran que sin la eliminación de los controles, el ciclo inflacionario no va a detenerse.

Es importante destacar que una eliminación del control de cambio efectiva no es sencilla. El economista Humberto García Larralde asegura que las medidas para lograrlo incluyen "reducción de la liquidez en manos del público, concertación de un significativo financiamiento externo en el corto plazo, una reforma del Estado tendiente a reducir el gasto y mejorar su eficiencia, medidas de compensación a los sectores más vulnerables"

Por otra parte, quienes apoyan el control de cambio aseguran que este no puede eliminarse. Algunos argumentan que se trata de una herramienta meramente política (como fue Aristóbulo Isturiz), mientras que otros (como Jesús Faría) aseguran que no es viable ya que la alta demanda, no solo no eliminará el dólar paralelo, sino que lo incentivará.

Este último argumento puede verse en Argentina, donde hace poco más de un año se eliminó el control cambiario, pero el dólar paralelo se mantuvo funcionando. Aunque no fuera a un valor muy superior al del dólar oficial (apenas 1,5 pesos por encima), sí incrementó la cantidad de “coleros” (quienes compran dólares legales y los venden a un precio mayor) en el país.

Es por eso que el verdadero problema no parece radicar únicamente en si el dólar debe liberarse o no, sino en manos de quién quedan los dólares. Gracias al caso de argentina sabemos que la distribución tampoco será justa ni sencilla una vez se libere el control cambiario, pero no se sabe si eso significaría que no deba hacerse.  Este es el tema que nadie aborda.

Modificado por última vez enDomingo, 03 Septiembre 2017 17:13

Somos el primer periódico venezolano de Emprendimiento e Innovación, que inspira, informa y motiva el desarrollo empresarial.

Sitio Web: www.periodicoelemprendedor.com
Inicia sesión para enviar comentarios

La Empresa