onix long
Ingresar

¿En verdad puede crearse el producto perfecto?

¿En verdad puede crearse el producto perfecto? ¿En verdad puede crearse el producto perfecto?

Basándose a esta popular pregunta, Murray Newlands, empresario y asesor de negocios, explica cuáles consideraciones deben ser tomadas en cuenta al momento de desarrollar un producto


El desarrollo de productos es una transversal del mundo empresarial. Es por eso que los gerentes de empresas siempre quieren que los productos que van a lanzar al mercado sean perfectos. Sin embargo, ¿De verdad existe el producto perfecto?

En base a esta popular pregunta, Murray Newlands, empresario y asesor de negocios que ha escrito para revistas especializadas de negocios como Business Insider, Inc. y Entrepreneur, explica que a pesar de que el “producto perfecto” es un mito, si puede llevarse al mismo lo más cerca posible de la perfección.

Newlands comienza explicando que lo primero que debe hacer la empresa es lanzar su producto al mercado, ya que esperar a que este sea perfecto sin tener una opinión externa es un proceso inviable. La mejor forma de conocer si el producto funciona es dejando que las personas lo utilicen. En base a esto nacen 4 consideraciones:

1. Los usuarios le encontrarán problemas. A pesar de que el producto haya sido probado cientos de veces, ya que las condiciones bajo las que cada usuario lo utiliza, sacaran a la luz cosas que nunca fueron tomadas en cuenta. Desde errores de compatibilidad en productos digitales, hasta reacciones no consideradas según el tipo de usuario.

2. Los clientes necesitarán más de lo que se ofrece, y le darán nuevos usos al producto. El mismo hecho de utilizar un producto hace que nazcan nuevas necesidades, en un ciclo inevitable. Este a su vez genera que las personas le den usos inesperados al mismo, ya que el contexto en el que se ubiquen determina la forma en que lo usan y los resultados que este proporcione. Esto es una oportunidad para seguir perfeccionándolo.

3. Rastrear al cliente cambia la perspectiva sobre el producto. Cuando el producto llegue a las manos del consumidor, no siempre dirá lo que en verdad siente. Es por eso que se deben rastrear los verdaderos usos (o falta de usos) que experimenta el cliente. Solo así se podrá obtener una verdadera retroalimentación que lleve al producto más cerca de su forma perfecta.

4. Finalmente, la empresa debe mantener una constante actualización de los servicios que le prestan los terceros, ya que mientras el producto gana más popularidad, la empresa tendrá que adaptar sus sistemas a este incremento. Es por eso que todos los servicios que no dependan directamente de la compañía deben ser monitoreados constantemente.

Entendiendo estas consideraciones, es claro que ningún producto es perfecto desde su concepción, sin embargo puede acercarse a la perfección a medida que se tomen en cuenta las variables que lo pueden afectar en el mundo exterior, y se adapten sus características a estas.

Es importante destacar que este es un principio universal y aplicable en cualquier parte del mundo, sobre todo en países como Venezuela, donde la situación económica hace que las necesidades de los consumidores cambien constantemente. Se trata de una estrategia de administración empresarial necesariamente replicable.

Modificado por última vez enViernes, 12 Mayo 2017 14:55



El Emprendedor

Somos el primer periódico venezolano de Emprendimiento e Innovación, que inspira, informa y motiva el desarrollo empresarial.

Sitio Web: www.periodicoelemprendedor.com Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

La Empresa