Advertencia
  • JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 147
Ingresar

Mercado inmobiliario estaría dando señales de recuperación ante posible cambio político

Expertos aseguran que el sector se ve esperanzado ante un posible cambio de gobierno, y por ende, de políticas económicas



Hasta hace algunas semanas los clientes eran quienes tenían la última palabra al momento de fijar un trato en la compra o venta de algún inmueble; sin embargo, este escenario ha cambiado con la reciente inestabilidad política en el país.

Anteriormente los vendedores aceptaban "cualquier precio" por sus inmuebles con la finalidad de salir de ellos (mientras que las agencias inmobiliarias quedaban relegadas a un segundo plano); ahora quienes abandonaron el país sin vender sus propiedades se muestran con cautela debido a un incremento en la confianza de un posible cambio político en el país con la llegada de Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional.

Se revalorizan las propiedades

“Se están revaluando las condiciones, las propuestas de ventas, el diseño de la propiedad para hacerla más rentable. El comprador entiende que hoy las expectativas son diferentes y que ya no hay precio de gallina raquítica, porque los precios en los que se comercializaban las propiedades inmobiliarias estaban por debajo del costo de reposición”, dijo Aquiles Martini, ex presidente de la Cámara Inmobiliaria de Venezuela.

Anays Torres, asesora inmobiliaria, indicó que los dueños de una propiedad en el estado Miranda regresaron de Portugal, país al cual se mudarían, para cancelar la venta del inmueble, el cual sería vendido en 28.000 dólares.

“El comprador daba la pauta en el mercado hasta hace pocas semanas. El furor por el efecto Guaidó cambió la situación”, señaló Torres.

No son solo viviendas, también las empresas

Las empresas tampoco escapaban de esta situación, puesto que muchas de ellas estaban a la venta debido a las circunstancias que confronta actualmente el sector. Sin embargo, la mencionada expectativa política ha generado un clima de confianza y esperanza para los empresarios en el país.

“Hay planes concretos para la adaptación y redimensión de las leyes, el respeto a propiedad privada, el estímulo al sector privado y la eliminación de la interferencia del Estado. Pero todo pasa por el cese de la usurpación”, considera Martini.

Aunque la dinámica de mercado seguiría siendo complicada, Héctor Benavente, consultor estratégico-financiero, observa que las compañías pueden aguantar hasta el mes de abril para luego tomar una decisión de no darse un cambio político y definitivo en el país.

Información adicional

  • Publicado en Mercados

La Empresa