Advertencia
  • JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 147
Ingresar

¿Por qué el mercado de valores es la mejor opción para cubrirse en Venezuela?

  • Escrito por 
  • Publicado en Inversión
Destacado José Ignacio Guarino es profesor de Finanzas y Mercado de Valores, y fundador Interbono José Ignacio Guarino es profesor de Finanzas y Mercado de Valores, y fundador Interbono

José Ignacio Guarino, fundador de Interbono, revela que en la Bolsa de Valores de Caracas hay títulos que pueden tener una variación relativa de hasta 18%


 

Desde hace varios años que Venezuela viene atravesando uno de los momentos más complejos de su historia moderna, caracterizado principalmente por una debacle económica y una espiral hiperinflacionaria que, de acuerdo a mediciones no oficiales, ya estaría ubicándose por encima del 100% mensual.

Esto ha llevado a que los venezolanos se enfrenten a uno de los problemas más complejos para cualquier ser humano: la pérdida casi total de su poder adquisitivo. Con esto en mente es que José Ignacio Guarino, fundador de Interbono Casa de Bolsa, habló con Periódico El Emprendedor para explicarles a los lectores por qué es que el mercado de valores se ha convertido en la opción más factible y viable para protegerse de las variables que afectan a nuestro país en la actualidad.

Guarino comienza explicando uno de los errores más comunes que se cometen en una economía hiperinflacionaria: colocar el dinero en la banca y "dejarlo ahí" sin darle un uso inmediato. Aunque en una situación normal pueda ser atractivo obtener rendimientos con una cuenta bancaria, la realidad es que en Venezuela se tienen rendimientos reales negativos, es decir, la inflación es miles de veces superior a los rendimientos que paga la banca por las colocaciones.

Simultáneo a esto, en el país no existe variedad de instrumentos de inversión porque nunca hemos tenido un mercado financiero profundo y adaptado a las necesidades de los venezolanos. Esto no quiere decir que el venezolano solo tenga la opción de gastar inmediatamente el dinero que reciba, ya que esta no es una opción adecuada de cara al manejo correcto de las finanzas personales, pero sí que ante la crisis se vuelve imperativo buscar la manera de proteger el poder adquisitivo.

¿La solución para cubrirse en nuestro país?

Puede ser un dato que muchos no conozcan, pero desde hace casi 8 años que la Bolsa de Valores de Caracas ha estado entre las principales en cuanto a rendimiento a nivel mundial, más allá de la poca profundidad (cantidad de empresas que cotizan) que esta pueda tener. No se trata de un dato más, sino de uno que demuestra dónde yace el verdadero potencial financiero de Venezuela.

La Bolsa de Valores de Caracas tiene más de 70 años operando y le ha ganado a los controles de cambio, a las diferentes crisis económicas, a los periodos de alta inflación y, en la actualidad, a la hiperinflación.  Desde que existe, el Índice Bursátil Caracas nunca ha sido superado por la inflación o el tipo de cambio, y es por eso que es el mecanismo perfecto de preservación de capital y de cobertura.

El fundador de la empresa afirmala empresa afirma que en la Bolsa de Valores de Caracas hay una particularidad, y es que hay títulos que diariamente están teniendo una variación relativa que pueden ir de entre 2,3 o 4%, mientras que otros pueden superar el 18% diariamente. Un ejemplo de esto es el título de Mercantil Servicios Financieros, que en los últimos 5 años ha rendido más del 52.000%, es decir, superó con creces a la inflación.

Aunque no todos los títulos hayan superado la inflación de una manera tan significativa, la realidad es que con todos estos siempre se ha logrado, como mínimo, mantener el poder adquisitivo, o lo que es lo mismo, que los bolívares que se invirtieron en una fecha determinada no pierdan su valor con el pasar del tiempo, protegiéndose así el capital.

¿Por qué cubrirse en bolívares?

Guarino hace hincapié en recordar que ignorar lo que indica la normativa no exime del cumplimiento de la misma, es decir, hacer operaciones cambiarias está prohibido por la Ley del Régimen Cambiario y Sus Ilícitos en cualquier nivel, fuera de los mecanismos creados por el gobierno nacional. Esto quiere decir que "invertir" en dólares del mercado negro no es realmente cubrirse, sino incurrir en un delito.

Es innegable la creciente complejidad a la que hay que enfrentarse para obtener divisas de manera legal, sin embargo, Guarino asegura que esto es una valoración meramente emotiva ya que todavía quedan otros métodos legales para protegerse. Es entonces que sugiere que el venezolano comience a voltear su atención hacia la Bolsa de Valores de Caracas.

Al realizar este análisis racional podemos ver que en efecto prácticamente cualquier costo y gasto está asociado al dólar, pero los ingresos del venezolano no lo están. Es por eso que deben buscarse caminos para que las personas de cualquier tipo (ya sea que estas generan mayores o menores ingresos) tengan la posibilidad de protegerse e incluso maximizar el rendimiento de su dinero, y el método más viables para lograrlo es invirtiendo bolívares en el mercado de valores.

Aunque muchos no lo sepan, el monto mínimo para ser inversionista en Venezuela es de apenas 5.800 bolívares (que es el valor de la acción más barata cotizada en bolsa), un precio incluso inferior al de un pasaje en autobús. Así podemos ver que una persona puede sacrificar cualquier tipo de “lujo”, desde un café hasta una salida al cine, para comprar acciones e invertir en la protección de su capital, y en el desarrollo empresarial del país.

Sin embargo, Guarino recuerda que no se trata de un “acto de magia”, sino que este es un mercado de inversión, es decir, el beneficio debe esperarse a mediano y largo plazo. Afirma que quien invierta en el mismo debe tener esto en cuenta, aun cuando el perfil del inversionista pueda variar de acuerdo a características personales, y que lo que busque sea una inversión mucho más cortoplacista.

La educación financiera es lo más importante

Lo primero que debemos tener en cuenta en Venezuela es que todos tenemos la labor de conocer sobre los temas financieros, es decir, crear una cultura financiera. En casi todos los países del mundo cualquier persona, sin importar su nivel académico, conoce qué es la bolsa y sabe que puede acceder a esta. Esto no sucede en Venezuela, ya que suele manejarse una percepción errónea, no solo por parte del venezolano de “a pie”, sino también del empresariado local.

Para la empresa, lo más importante es que el venezolano comience a prepararse y que no entre de lleno en el mercado solo por moda, o por los supuestos beneficios que obtendrá. “La persona debe prepararse, conocer y familiarizarse con los títulos que cotizan en bolsa, cuáles son las empresas, qué hacen, quién las dirige, cómo se han comportado, entre otra información relevante. Quien no lo haga no entenderá el negocio y se preocupará por cálculos que no son tan relevantes”, asegura.

“En el mercado de valores todo está por hacer, ya que no ha sido una política de estado de ninguno de los gobiernos que ha pasado por Venezuela. El mercado tiene una potencialidad envidiable, sin embargo, necesita reglas el juego claras, reglamentos actualizados y aplicables a la realidad del momento”, concluye Guarino, quien asegura que es el momento perfecto para comenzar a educarse.

Modificado por última vez enSábado, 30 Junio 2018 00:44

Somos el primer periódico venezolano de Emprendimiento e Innovación, que inspira, informa y motiva el desarrollo empresarial.

Sitio Web: www.periodicoelemprendedor.com
Inicia sesión para enviar comentarios

La Empresa