Ingresar

Aumento de nuevas religiones da paso al mercado de las "iglesias desmontables"

En el caso de Venezuela, las religiones no tradicionales han incrementado de manera exponencial en los últimos años, convirtiéndose en un mercado de oportunidades para el sector logístico


La religiónes uno de los sistemas culturales que más tiempo ha existido en la historia. No se trata solo de las religiones tradicionales, sino que cada vez surgen más formas de religión que van migrando de zona en zona en los diferentes países. En el caso de Venezuela, estas religiones han incrementado en los últimos años, dando paso a un aumento de oportunidades en el sector logístico y de organización de eventos.

Cultos esotéricos como los de María Lionza, la Corte Malandra, el Negro Primero y otras manifestaciones espirituales han ganado preeminencia a la vez que las religiones más antiguas van perdiendo su espacio en la sociedad venezolana. En 20 años, más del 15% de la población ha optado por cambiarse del catolicismo a alguno de estos cultos.

Sin embargo, muy rara vez estás religiones cuentan con un templo para la realización de sesiones religiosas, lo que está creando un incremento de oportunidades de negocios. Gracias a este crecimiento en las religiones no tradicionales, cada vez surgen más negocios enfocados en las mismas. Uno de estos son las iglesias itinerantes o desmontable.

¿Qué es una iglesia desmontable?

Se trata de un servicio que prestan muchas empresas con el que proveen una serie equipos a personas que quieren realizar una “sesión religiosa” durante un periodo limitado. Estas empresas se encargan de la logística y el alquiler de escenarios, mobiliario, iluminación, sonido, y proyección. Este incremento del mercado puede dar paso incluso a otros servicios relacionados como la organización de eventos.

Se trata de un negocio que requiere una inversión considerable, ya que comprar estos equipos de forma permanente no es económico. Comprar equipos de sonido completos para la realización de este tipo de eventos, tiene un precio estimado (en dólares) de 7 mil dólares, mientras que el equipo de proyección oscila los 5 mil dólares.

Por su parte, la iluminación no tiene un precio fijo, ya que puede variar completamente según la empresa prestadora del servicio y las necesidades del cliente. Estas variaciones pueden incluir la necesidad de iluminación natural, a través de velas, o incluso de equipos LED.

Finalmente puede optarse por alquilarse estos equipos de forma tercerizada, sin embargo, esto elimina uno de los principales beneficios de este tipo de negocios. Este es el de una inversión única con la que comprar los equipos y tenerlos como propios durante la realización de los eventos.

Al necesitarse una gran inversión inicial, este negocio se convierte en uno capaz de autoabastecerse a largo plazo. Todos los equipos se recogen una vez terminado el evento y son puestos a la disposición del próximo ofertante. Los únicos gastos que se requieren a futuro son los enfocados en la expansión del negocio, por lo que cualquier accionista o beneficiario financiero del negocio puede generar dinero sin realizar más inversiones.

Para los que están interesados en lanzar un negocio de esta naturaleza, uno de los casos de éxito más populares en los que apuntalarse es el de Portable Church, una empresa estadounidense que se ha convertido en la principal opción de los pequeños grupos religiosos que quieren hacer llegar sus doctrinas a distintas poblaciones.

Modificado por última vez enViernes, 07 Julio 2017 15:01
El Emprendedor

Somos el primer periódico venezolano de Emprendimiento e Innovación, que inspira, informa y motiva el desarrollo empresarial.

Sitio Web: www.periodicoelemprendedor.com
Inicia sesión para enviar comentarios

La Empresa