Ingresar

Energía solar, una nueva oportunidad de negocios en Venezuela

Energía solar, la nueva oportunidad de negocios en Venezuela Energía solar, la nueva oportunidad de negocios en Venezuela

En Venezuela ayudaría a reducir entre un 60 y 70% el uso de energía eléctrica, lo que es vital para el país ya que las redes hidroeléctricas no dan abasto para los "malos" hábitos energéticos


Históricamente, Venezuela ha sido uno de los países de América Latina con mayor incidencia en el uso de energías renovables, utilizando su amplio desarrollo hidroeléctrico para abastecer a casi el 70% de la demanda nacional. Sin embargo, este no es el único tipo de energía limpia que existe, y no es el único atractivo a desarrollar en el país.

Esto se debe a que según el reporte más reciente de la organización internacional REN21, la energía solar se está convirtiendo en una de las opciones ecológicas de generación de electricidad más importantes del mundo, conllevando inversiones superiores a los 260 millardos de dólares.

Esto no solo representa un fuerte incremento en las inversiones en este tipo de tecnologías, sino una reducción en los costos de la misma, ya que desde hace un par de años, China y gran parte de Europa han comenzado a trabajar para masificar estos paneles solares y similares.

Esta caída en los costos de generación de energía solar, cercanos al 23% en los últimos dos años, hace que comience a competir seriamente con la energía fósil, incluso en Venezuela, donde la exportación de petróleo ha caído, tanto en cantidades demandadas como en precio.

Es importante destacar que no se trata de una forma de energía buscada por cualquier público, ya que en gran parte del país se tiene un servicio eléctrico subsidiado y una de las gasolinas más económicas del mundo. Por esto puede parecer una idea poco económica solo para disminuir el impacto ambiental.

Sin embargo, como lo explicó años atrás Daniel Moll, director de la empresa comercializadora de paneles solares Solinal, se trata de un negocio especialmente desarrollado para comunidades remotas donde la energía convencional no llega. Un ejemplo es Delta Amacuro, donde aseguran haber dado energía a cientos de viviendas indígenas.

Según Moll, en el caso de Venezuela también es ideal el uso de energía solar para calentadores, que ayudarían a reducir entre un 60 y 70% el uso de energía eléctrica, lo que es vital para el país ya que las mismas redes hidroeléctricas, por más avanzadas que sean, no dan abasto para los "malos" hábitos energéticos del venezolano.

“Es una solución que se le puede dar al país en relación al consumo, es algo masificable, de amplio aprovechamiento en el país, también significaría un enorme ahorro económico”, afirma Moll en una entrevista. Asegura que en cuanto a los paneles, se pueden fabricar, pero aún no se pueden masificar en el país ya que requieren de muchos insumos.

Gracias al crecimiento internacional antes mencionado, el costo de estos paneles no suele ser mayor a los 4 dólares, por lo que de no ser posible masificarlos aquí, es realmente posible su importación y redistribución, no solo para lograr instaurar el mercado de la energía solar en el país, sino para mejorar el rendimiento de varios proyectos que ya utilizan este tipo de energía (como lo es parte del alumbrado).

El verdadero costo de estos equipos viene en su instalación, adaptación, y mantenimiento de las baterías. Aun así, para hacer que una casa completa pueda funcionar únicamente con energía solar no suele sobrepasar los 10 mil dólares,  cerca de la mitad del precio de la instalación de un sistema eléctrico tradicional.

Pero no solo se trata de un producto para comunidades alejadas o un servicio monopolizado por el gobierno, sino que al revisar los principales sitios de e-commerce del país se puede encontrar una amplia selección de generadores solares para distintos usos, ya sean personales como cargadores de celular, o industriales para potenciar diferentes equipos.

En cuanto al uso de este tipo de energía, Moll finaliza asegurando que es importante, no solo la concientización y culturización de la sociedad en cuanto al cambio de fuentes de energía, sino la creación de beneficios tributarios para quienes las utilicen, similar a los castigos por uso excesivo de energía eléctrica.

Incluso es posible que a través de la popularización de este mercado ocurran cambios en la legislación como ocurrió en México, donde el gobierno emitió un reglamento que permite a privados la producción de energía fotovoltaica y su venta a la red nacional de distribución.

Mientras tanto, todos los datos parecen indicar que se trata de un mercado prometedor, no solo actualmente sino con miras al futuro, donde el cuidado del planeta se convertirá en una tarea mucho más importante e inclusiva para todos los sectores de la sociedad.

Noticias que expanden tu mente y tu negocio
Recibe las 10 mejores noticias
de la semana en tu correo

El Emprendedor

Somos el primer periódico venezolano de Emprendimiento e Innovación, que inspira, informa y motiva el desarrollo empresarial.

Sitio Web: www.periodicoelemprendedor.com
Inicia sesión para enviar comentarios

La Empresa