Ingresar

El primer escalón hacia tu salud financiera

Destacado El primer escalón hacia tu salud financiera El primer escalón hacia tu salud financiera

“El primer escalón que debemos subir para alcanzar nuestra salud financiera, es el ahorro”



Según el concepto obtenido en Wikipedia, el ahorro es la acción de separar una parte del ingreso mensual que obtiene una persona o empresa con el fin de guardarlo para un futuro, se puede utilizar para algún gasto importante que se tenga, algún imprevisto o emergencia económica. En términos de teoría económica el ahorro se refiere a la parte de la renta o ingreso no dedicada a consumo, sino a otros fines y es un concepto económico importante. Existen diversas modalidades de ahorro así como diversos instrumentos financieros destinados para incrementar el ahorro que se pretende realizar.

En varias ocasiones, (por no decir cada vez que imparto un taller de formación en Finanzas Personales) cuando digo convincentemente que “el primer escalón que debemos subir para alcanzar nuestra salud financiera, es el ahorro”, alguien me dice del mismo modo, “en Venezuela no se puede ahorrar”, “lo que guardas hoy, ya no es lo mismo mañana”, “la inflación nos está comiendo”. Todas estas afirmaciones son bastante ciertas, sin embargo hoy quiero invitarte a no perder el hábito de ahorrar, y si ya lo perdiste, te invito a recuperarlo. En ambos casos, no perderlo o recuperarlo, debes realizarlo de una manera diferente a la que estamos acostumbrados a pensar cuando pensamos en ahorrar.

Si ahorras o piensas ahorrar dinero en el banco o debajo del colchón, en ambos casos debes evitar que el mismo pierda su valor. ¿Cómo logramos hacer eso? Yo lo llamo AHORRO INTELIGENTE, ¿En qué consiste? Te explico:

Durante 3 meses, apenas recibas ingresos para tus bolsillos, inmediatamente aparta el 10% de esos ingresos, una vez hayas realizado esto, toma ese dinero y adquiere un bien que luego dentro de un mes puedas vender con un incremento de al menos 30%. En el mes 4, vuelve a ahorrar el 10% de tus ingresos y vende el bien que adquiriste el mes anterior. El total del dinero que has recibido por la venta, súmalo a tus ahorros, por lo que ahora tendrás ahorrado el 10% de los ingresos del mes 4 + el 10% de los meses 1,2 y 3 + el 30% de ganancia del bien vendido. Ahora en este momento la recomendación es repetir nuevamente el ciclo, pero ahora con el 50% de tu ahorro actual, de manera tal que puedas dinamizar tu dinero, y a la vez vayas construyendo un fondo para inversiones o emergencias.

Como te habrás dado cuenta, con solo ahorrar el 10% de tus ingresos mensuales puedes iniciar el camino para alcanzar o recuperar tu salud financiera.

Por otro lado, es muy posible que ahorrar el 10% de tus ingresos sea una labor cuesta arriba, si es este tu caso, te invito a iniciar con lo básico, apóyate en una alcancía, pero que sea una alcancía diferente, colócale nombre y apellido, donde el nombre sea la cantidad a ahorrar y el apellido sea la frecuencia, por ejemplo, mi alcancía se llama 500 (Bs.) diarios, por lo que todos los días debo ahorrar 500 (Bs.) en mi alcancía.

Al cabo de 3 meses, ya debo tener un monto que me permitirá iniciar el plan de ahorro inteligente descrito anteriormente.

ADICIONALMENTE

Te recomiendo iniciar un control exhaustivo de tus egresos. Pregúntate, ¿en qué se te está yendo el dinero? Haz una lista de todos tus gastos fijos, y anota todos y cada uno de los gastos que realices diariamente. Esta tarea te va a dar una visión más clara de tu realidad financiera.

¿Cómo puedes llevar el control de tus gastos?

Mi recomendación es que lo hagas a través de una aplicación para tu teléfono, donde puedas ingresar todo el estatus de tus cuentas y tarjetas actuales y puedas iniciar el ingreso y egreso de información según sea el caso. Particularmente utilizo una llamada My Wallet o Mi Billetera dependiendo del idioma en el que manejes tu teléfono.

Esta aplicación te permite organizar los gastos y los ingresos por categorías, indicando quienes son los pagadores o los beneficiarios y en cualquier momento puedes generar gráficos que te permitan observar cuáles son tus principales fuentes de ingresos o cuales son los rubros que te están consumiendo más dinero.

Una vez más para poder llevar este control el requerimiento máximo es la disciplina, debes comprometerte contigo mismo en el logro de este desafío.

Cuando hayas logrado gestionar efectivamente tus ingresos y gastos, podrás observar varias cosas, la más común es que no te alcancen los ingresos para cubrir los gastos y es ahí donde debes decidir si disminuir tus gastos o incrementar tus ingresos. En este punto recomiendo realizar ambas cosas.

Para saber que gastos disminuir, te recomiendo revises la utilización de tus servicios básicos, telefonía móvil, internet, servicio de televisión por cable. Es muy posible que estés pagando demasiado por servicios subutilizados o gastando demasiado de los servicios más económicos.

Si tu decisión es generar nuevos ingresos, mi recomendación es darle la bienvenida al emprendimiento, ésta es una de las decisiones más difíciles que estamos tomando actualmente, como salir de la zona de confort o como expandir nuestra zona de confort no es una tarea sencilla. Para lograr esto mi recomendación es nuevamente anotar, escribe todas esas habilidades y virtudes que posees. Pregúntate ¿Qué hago mejor que los demás? ¿es muy sencillo hacerlo? ¿me gusta hacerlo? ¿Podría hacerlo sin cobrar? Con estas preguntas estas dando una mirada dentro de ti, con estas preguntas iras poco a poco descubriendo tus talentos y te aseguro que desarrollando una actividad que te aportará ingresos adicionales y que además vas a disfrutar haciéndola.

Escucha a tus familiares y amigos, pídeles su opinión, que te comenten en qué eres muy bueno, a veces no notamos esas virtudes y debemos acudir a un amigo.

Sé vigilante de tu entorno, posiblemente en tu comunidad exista una necesidad común que tú puedas resolver y ahí encontrarás una gran oportunidad de ingresos adicionales.

HONRA TUS DEUDAS

Es de suma importancia elaborar un plan de pago para tus deudas, comúnmente entre todas las personas que he recibido en mis formaciones, una de sus principales preocupaciones son las Tarjetas de Crédito.

Una meta recurrente entre los participantes de nuestros talleres online es la de “poner en cero las tarjetas de crédito”, para lograr el alcance de esta meta debemos contar con mucha disciplina y además debemos contar con una estrategia o método de pago. Particularmente recomiendo utilizar el método llamado “Bola de Nieve”.

El método bola de nieve consiste en primer lugar en organizar las deudas de las tarjetas de crédito de menor a mayor, es decir colocar en primer lugar la tarjeta de crédito a la cual le debemos menos para incrementar en ella nuestra fuerza de pago, y a las demás tarjetas pagarles únicamente el monto mínimo recomendado por nuestro banco. Una vez hayas logrado poner en cero esa primera tarjeta, continúa incrementando la fuerza de pago en la siguiente tarjeta con la deuda más baja, sumándole además lo que venías pagando a la anterior tarjeta que ya lograste poner en cero.

De esta manera lograrás conquistar victorias tempranas que te motivaran a seguir adelante con tu método o plan de pago. Sin embargo como dije antes, esto requiere de mucha disciplina y autocontrol para no volver a subutilizar nuestro crédito.

Si es necesario que vuelvas a utilizar tus tarjetas de crédito, te recomiendo que optimices el uso de las mismas, aprovechando el crédito que ellas te puedan brindar apoyándote en las fechas de corte o facturación y la fecha límite de pago. Que quiero decir con esto, si usas tu tarjeta de crédito justo después de la fecha de corte, esos cargos serán facturados en la próxima fecha de corte y contarás además con los días de crédito antes de la fecha límite de pago, con lo cual tendrás a tu favor un poco más de 45 días de crédito. Tomando en cuenta éste planteamiento, te invito a revisar las fechas de corte y fechas de pago de todas tus tarjetas de crédito para que puedas saber cuando te conviene usarlas para que les saques el mayor provecho posible.

Como dice el dicho, todos los caminos conducen a Roma, en este caso todos los caminos conducen a tu salud financiera. Si decides iniciar tu camino, te regalo una capsula resumida. Comienza tu plan de ahorro bien sea con el 10% de tus ingresos o básicamente con tu alcancía, en ambos casos de manera inteligente. Conjuntamente controla tus gastos fijos y variables apoyándote en una aplicación móvil para que puedas decidir entre incrementar tus ingresos o disminuir tus gastos, preferiblemente ambos. Suma a esta estrategia un plan de pago para tus deudas, recuerda el método de la bola de nieve, y si de verdad es necesario volver a utilizar el crédito de tus tarjetas, hazlo de manera planificada tomando en cuenta las fechas de corte o facturación y la fecha limite de pago para que le saques el mayor provecho a tu crédito.

Por último, la única manera de saber si de verdad todo esto funciona es haciéndolo, así que manos a la obra y bienvenido al inicio de tu camino a tu salud financiera.

Modificado por última vez enJueves, 09 Noviembre 2017 10:53

Noticias que expanden tu mente y tu negocio
Recibe las 10 mejores noticias
de la semana en tu correo

Freddy Villarroel

Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Artículos relacionados (por etiqueta)

Inicia sesión para enviar comentarios

La Empresa